"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

Translate

miércoles, 17 de diciembre de 2014

TRASCENDENCIA DE LA TERAPIA FLORAL PARA EL TRATO ÉTICO, LA TOMA DE CONCIENCIA Y EN EL VÍNCULO CON LOS DEMÁS ANIMALES Y FORMAS DE VIDA

“La ética consiste en que yo experimente la necesidad de practicar la misma reverencia por la vida hacia toda voluntad de vivir que hacia la mía misma.” Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz 1952

Atendiendo las bases filosóficas y espirituales con las que el Dr. Edward Bach formuló la Terapia Floral, no se trata solamente de una terapia natural para emplear como una herramienta más en el cuidado de la salud. Él se fundaba en creencias y a la vez en conceptos éticos que son tan remotos como el mismo empleo de la energía vibracional de las flores, conforme se ha sabido de pueblos indígenas y a la vez, en esos aspectos coinciden con el pionero sistema de flores de Bach las posteriores esencias florales con las que contamos hoy en día. Y su validez ampara las inquietudes espirituales de la actual y maltrecha humanidad. Mucho se ha publicado sobre Terapia Floral, pero yo siempre remito a los escritos originales del Dr. Bach.

Se afirma que el efecto básico de las esencias florales es el de ayudarnos a equilibrar las emociones para adaptarnos a los cambios en el camino de la vida y contribuyen a mejorar la salud en general y a aliviar el sufrimiento. En Animales además contribuyen a mejorar la convivencia entre ellos y sus familiares humanos, que muchas veces precisan de los beneficios de la terapia más que sus Amigos Animales y se encuentran con ella gracias a los Animales, que yo llamo nuestros Maestros y Sanadores. Su aplicación en todo tipo de seres vivos y en especial en aquellos indefensos ante la necedad humana, como Bebés, Niños, personas con discapacidad, ancianos, pacientes en las etapas finales de su vida (cuidados paliativos) y en los demás Animales y las Plantas, nos hace plantearnos, desde el ámbito de la conciencia, porqué es en realidad sanadora esta terapia, su alcance va más allá de lo que puede vislumbrar la ciencia, su poderosa energía va directa al corazón de las criaturas con alma capaces de sentir la vida latiendo en ellas y en todo lo que nos rodea. Es amor en gotas.

Y cuando hablo de conciencia, no me refiero al término que ahora parece se pretende ir desgastando, como ya se han desgastado otras muchas palabras. Ni hablo de una mera cualidad moral o intelectual. Ni por asomo la mente se acerca a su significado completo. Conciencia está relacionada con la naturaleza profunda del ser, con el amor puro y con la razón de la existencia, es luz cósmica. Es una capacidad universal, para un Gusano de seda o para un humilde campesino, para un roble o para la brisa en un acantilado. El subtítulo de mi libro sobre Flores de Bach en Animales es del todo premeditado: Camino de Sanación y Conciencia en el Amor a Nuestros Amigos del Alma. Y también la estructura del mismo, en torno a cuatro capítulos (conciencia, sanación, relación entre Animales y familia humana, Flores). El primer capítulo se refiere a las bases espirituales y la filosofía de esta terapia y al trato ético a los Hermanos Animales.

Yo me considero un ser privilegiado en cuanto a mis derechos como ciudadana del mundo, con necesidades cubiertas por encima de las materiales (pertenencia, fe, etc.) gracias a Dios y también con dos preceptos sólidos: no vivo económicamente de esto, si para ello, lo hago por y para los Animales y soy autodidacta y alumna de los Animales. Yo me veo en la necesidad ética y de mi conciencia de divulgar y administrar las bondades de esa terapia, mi aportación es espiritual. No de intentar convencer de sus beneficios, ni de validarlos; ya se conocen y siempre habrá quien los niegue argumentando a su modo, no me preocupa, eso a la Terapia Floral no la afecta, no la quita potencia. De hecho, las críticas y puestas en entredicho que recibe esta terapia no preocupan en absoluto a los Animales que la piden, la reciben y sanan con ella. Yo actúo con humildad sin juzgar ni desprestigiar y siempre enfatizando en las virtudes de cada flor, en su aspecto positivo y armonizador del alma. En resumen, yo me dirijo al alma de los Animales, que la tienen. Y mi misión, si la tengo, se basa en el vínculo entre Animales y seres humanos.

Como divulgadora es cierto que cuesta expresarse en relación a la energía y a todo lo invisible. También entiendo que la mayoría no son capaces de digerir ciertas cosas relacionadas con la intuición sobre todo si no se han cultivado personalmente en su propio desarrollo como seres. Y que mejor es algo que nada y que se empieza con pequeños primeros pasos, es decir, con tal de que se emplee en Animales esta terapia: Pensando en el bien de éstos, debido a la sencillez de la Terapia Floral, carencia de efectos adversos, excelente opción en situaciones complejas que luego comento e incluso entiendo que de coste económico asequible, es preferible que los terapeutas la usen aunque no se sientan imbuidos en su filosofía. Pese al enfoque que dé el terapeuta, la Terapia Floral siempre se dirigirá al alma de la criatura, guiada por una sabiduría superior. Pero también es labor de quien lleva tiempo sembrando, advertir sobre la naturaleza profunda de lo que tenemos delante.

Me sorprende que aun quienes parecen conocer el alcance de esta terapia se cuestionen a sí mismos su eficacia, lo planteen como un mero complemento de obsoletos cortijos oficiales y sobre todo, ni siquiera ellos las tomen. Ya va siendo hora de trascender enfoques mecanicistas y dejar de trasladarlos a terapias como la floral. Se aboga por un cambio de paradigma y pocos entienden que el cambio comienza dentro de uno mismo. La ignorancia es un problema, sobre todo si se disfraza. Considerando además que los egos perjudican al que necesita ayuda. Conviene contemplar esta terapia y la misma energía con la visión de que todos somos parte del universo. Si eso se entiende, la terapia empleada, el método... es irrelevante, porque por encima de la forma estará y prevalecerá el amor.

Pero con la ética ocurre lo mismo en todas partes. Suele haber quien la da la espalda o la interpreta a su manera y con esa actitud desvirtúan la esencia de un arte que no pueden dañar en realidad y a la larga el daño se lo hacen a ellos mismos. Con poco que se lea de lo que escribo, se ve que hablo de la familia humana del Animal, o de su principal humano, porque ninguna alma puede pertenecer a otra y la palabra dueño me parece al margen de toda ética. Por el mismo razonamiento y en contra del especismo, trato con la misma reverencia al Animal que lo precise, con prioridad a aquellos en situación de indefensión, influenciada por mi anterior experiencia como enfermera, sensibilizada ante la mirada sincera de quien sufre. Y eso incluye a hámsteres, canarios… Animales que muchos creen incapaces de transmutar las emociones de su familia humana. En primer lugar, tampoco vamos a tratar siempre a los Animales, sea por la aparición de una enfermedad, o por un problema de conducta, como meros amplificadores de emociones humanas. Yo creo, si, que son espejos donde encontrarnos y ventanas para asomarnos al mundo, pero con el respeto de que están vivos y cada uno tiene su propia historia digna de atender. He administrado esta terapia a almas encarnadas en diversas especies, humanos con diferentes idiosincrasias, muchas Plantas, Mamíferos de diversos tamaños, Aves, Anfibios, Reptiles y Peces… Las emociones de una Tortuga me parecen tan respetables como las de un Caballo pura sangre y la mirada de un Pez llega a ser tan conmovedora como la de cualquiera.

La aplicación de la Terapia Floral en Animales es una opción que la mayoría solo se plantea en contadas ocasiones, por ejemplo para los Animales domésticos más habituales (Perros y Gatos) ante problemas relacionados con su comportamiento y enfermedades o procesos donde el tratamiento veterinario ofrece soluciones limitadas. Y con suerte, tanto profesionales como familiares humanos de los Animales, se van familiarizando con las indicaciones del Rescue Remedy. Hay otras muchas posibilidades donde las Flores de Bach son de gran utilidad en el cuidado y la convivencia con nuestros Hermanos Animales:

  • En pequeños Animales domésticos a veces considerados exóticos por los propios veterinarios, como Aves (ej: Canarios, Loros), Reptiles (ej: Tortugas, Iguanas), pequeños Mamíferos (ej: Roedores, Hurones), etc., vuelvo a insistir en que las Flores de Bach constituyen más que una alternativa, en ocasiones son la única esperanza para mejorar algunos trastornos ante la imposibilidad de emplear pautas de educación o fármacos cuyos efectos adversos no tolerarían. Y no solo frente a problemas ya declarados, sino también para prevenir estrés y como una ayuda en momentos determinados de su ciclo vital: desarrollo, celo, cría, senilidad… Hay quien cree que todo lo que se tenga dentro de una jaula, o bien lo que sea criado para alimentar a la gente, es tan distinto de Perros y Gatos que las Flores apenas les ayudarán. Se sorprenderían de lo que yo he visto, incluidos Animales silvestres y otros tratados de incapaces de sentir empatía hacia el ser humano. Las Chinchillas y los Periquitos también sienten pena relacionada con las tragedias cotidianas de las personas del hogar.
  • Como apoyo en las colonias de Gatos urbanos, poniendo unas gotas en el agua de diluidos de distintas esencias básicas como Rescue Remedy en época de obras en la calle o fuegos artificiales, asociado a Olive en los nacimientos de camadas y a Crab Apple sobre todo en primavera y verano para ayudar a estos Animales tan expuestos a parásitos internos y externos, infecciones y enfermedades inmunosupresoras. No pasa nada porque lo beban todos los de la colonia.
  • Dada la tradición que existe en Gran Bretaña por la doma, y además país de origen del Dr. Bach, también son referencia sobre la aplicación de las Flores de Bach en Caballos y jinetes. Es hora de que en España aprendamos de ellos y se normalice su uso también en nuestras cuadras.
  • Para criaturas de cualquier especie, imprescindibles en casos de abandono, maltrato y sus secuelas por su poder sanador. Donde se plantean cuestiones éticas, como en el abandono y el maltrato de los que con suerte acaban en centros de acogida, protectoras y santuarios, la Terapia Floral habría que ponerla en el agua del grifo para que la beban hasta los cuidadores. Donde ha habido sufrimiento infringido adrede, donde ha habido un menoscabo del reconocimiento del derecho a la vida, las Flores de Bach, y en concordancia al legado de su mentor el Dr. Bach, se puede afirmar que son vitales. Con la salvedad de que hay tantos caminos como seres y de que cada uno toma el que su libre albedrio le muestra, y de que todo está al alcance de nuestras necesidades de aprendizaje para que tomemos lo más oportuno en cada momento.
  • Son una opción de gran interés en los cuidados paliativos de todos los Animales (incluso en la agonía), y de hecho en otros países europeos se contempla el tratamiento floral para el equilibrio emocional cuando hay cáncer, tanto para el Animal que lo padece como para que su familia humana lleve mejor todo el proceso de acompañamiento. Los tratamientos veterinarios como la quimioterapia y las cirugías son muy iatrogénicos y la Terapia Floral es crucial en el alivio del sufrimiento.
  • Lo mismo ocurre en los cuidados geriátricos del Animal. Por desgracia en nuestro país hay una conciencia muy limitada en este sentido, y a menudo se recurre a la inyección letal más por las limitaciones de los humanos para dar los cuidados necesarios, que por el estado del Animal en sí. Y de nuevo me refiero a Animales de cualquier grupo zoológico.
  • Asociadas a la cirugía. Si se trata de una operación programada el tratamiento comienza los días previos para preparar al Animal y propiciar mejores resultados, luego se prolongará lo necesario y se adaptará la fórmula de los remedios dependiendo de la evolución y de la dolencia. El Rescue Remedy es una gran ayuda para incluir en el protocolo de anestesia veterinario, tanto antes de dormir al Animal como al despertar, porque minimiza complicaciones y efectos adversos. También previo a pruebas diagnósticas en especial si producen dolor y en el empleo de la inyección letal, para el Animalito antes del trance y para su familia humana.

He apuntado lo esencial, pero el abanico de posibilidades del empleo de los remedios florales en Animales es amplísimo y cada día descubrimos nuevas bendiciones de esta terapia. Recuerdo una vez más que la base en su formulación es su filosofía espiritual y que resulta tan sencilla de manejar como eficaz. Aunque vamos despacio, debido a nuestra inexperiencia en el tema, a la falta de consideración de los Animales como seres capaces de sentir durante tantos siglos y a la desconfianza de ciertos intereses que obstaculizan la entrada de esta terapia en clínicas veterinarias, centros de acogida, escuelas de adiestramiento, residencias y tiendas de Animales, criadores, granjas, etc. Por ello yo animo a tantas personas que conviven con Animales y los aman profundamente, a que descubran, tomen ellos mismos y den Flores de Bach a los Animales. Nuestros Amigos del Alma lo agradecerán y su compañía resultará aún más enriquecedora en nuestras vidas.

Cuantos más casos conozco, más entiendo la necesidad que tienen los Animales y este planeta de contar con una población humana centrada en cuerpo, emociones, mente y espíritu y eso se consigue a través de lo que somos: energía. Lo que esta terapia nos ofrece desde el punto de vista espiritual es una manera sencilla de reconectarnos con la Naturaleza a través de la energía de la Naturaleza. Si con las terapias asistidas con Animales, el paciente encuentra un medio para recuperar su autoestima y las ganas de vivir gracias al sincero apoyo de nuestros Hermanos Animales y al poder del amor por el vínculo que se crea con ellos, con las Flores de Bach esa energía sutil e invisible nos despoja de nuestras inmundicias, nos ayuda a recuperar la pureza de nuestra alma para compartirnos con las demás y sentirnos en común-unión con ellas, nos guía en el viaje de retorno por un camino bien señalizado por Animales y Vegetales, donde los obstáculos solo están en nuestra mente si olvida leer los mensajes inscritos en el Corazón.

Autora: Mª del Pilar Zamarra San Joaquín
Artículo publicado en Universo Holístico nº 43, noviembre 2011