"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

Translate

viernes, 17 de octubre de 2014

PROGRAMAS SOBRE BUEN TRATO ANIMAL EN CENTROS ESCOLARES

Buscando en la red no se encuentran con facilidad programas escolares sobre protección animal que puedan servir de ayuda a aquellos que abordan esta tarea por primera vez. Comparto mi experiencia por si a alguien le puede valer, al menos como impulso.

Las Bases
A la hora de elaborar estas actuaciones, ser honestos, es decir, sinceros y congruentes, transmitiendo desde el conocimiento y también desde la experiencia. Yo parto de mi formación en bioética, y hablo de protección animal porque la llevo haciendo desde adolescente. No se puede hablar de lo que no se conoce ni se ha vivenciado.
Alguna ventaja tenía que tener la licencia que te da para afirmar de viva voz por ellos, que los Animales sufren debido a la necedad humana, tras haberles rescatado de situaciones de maltrato y abandono, tras haber curado sus heridas físicas y psicológicas, tras haberlos visto renacer y otras veces morir, pero al menos habiendo intentado salvarles y estando a su lado.
Ahora bien, de entrada, ya lo digo en el título de este artículo, seamos positivos: nuestra intención cuanto más clara se exprese mejor saldrá. Vamos a prevenir el maltrato, de acuerdo, pero partiendo de fomentar el buen trato o trato ético a los demás Animales, ¿me explico?

Hay diversas asociaciones protectoras que acuden a las aulas desde hace años. Cuentan sus experiencias, explican lo relativo a las adopciones, y algunos incluyen contenidos sobre veganismo y otros aspectos de nuestra relación con los demás Animales.
Nuestra pasión en estos temas sirve para transmitir y animar, pero con cuidado: aconsejo hacerlo exentos de cualquier tipo de fanatismo, no se trata de reclutar a nadie. La ética y la ciencia ya dan argumentos de peso que avalan estas intervenciones.
En general, se evita llevar ante este tramo de edades tan sensibles imágenes impactantes sobre maltrato, de hecho desde el punto de vista psicológico es contraproducente.
También se debe sopesar el hecho de trasladar temas concretos sujetos a polémica por sus connotaciones económicas o políticas, como sucede por desgracia en nuestro país con la tauromaquia.
Y sobre la conveniencia de acudir con Animales a los colegios, no olvidar dos variables muy importantes: La primera, no causar estrés a los Animales, si están acostumbrados e incluso disfrutan con ello, adelante. La segunda, comentarlo previamente al organizar las intervenciones, por ejemplo puede haber alumnos con problemas alérgicos no tratados, y no hay necesidad de tener enfrentamientos con sus padres.

Además de considerar todo esto, como iré explicando yo le doy un enfoque diferente, fruto de mi trayectoria personal, evidentemente. He comentado en anteriores ocasiones mi experiencia en las aulas en materia de salud. Para mí lo más importante de estas vivencias es que me impliqué de lleno en todo el proceso, no es solo llegar y dar una charla y marcharse, sino hacer un proyecto modesto pero decente y colaborar en la programación y elaboración del mismo, cosa que implica evaluar para mejorar constantemente y actualizarse en función de aquellos que tenemos delante.

Asimismo he abordado temas nada sencillos, en todos los ciclos, y actuando en los tres pilares de la COMUNIDAD EDUCATIVA: alumnos, padres/madres y docentes. No es lo mismo dar una charla a Niños de 6 años, que a padres de adolescentes de 15, que a profesores, etc. Y de todo he procurado siempre quedarme con lo mejor de todo lo vivido. Estas cosas no compensan de otro modo, ni por dinero (se hacen gratis si quieres hacer algo, porque de presupuestos anda escaso todo el mundo), ni por currículum. Al contrario, nos llevan a invertir mucho tiempo, que a veces hay que sacar de donde se puede y en ocasiones ni se agradecen por parte del centro. Eso sí, en su mayoría con suerte quedan todos contentos, te ponen colorada a aplausos y te agasajan con una caja de bombones (ñam, ñam). El entusiasmo de nuestras generaciones futuras es la mejor recompensa. Si bien por norma, mi máxima es hacerlo lo mejor que se y no esperar nada, pretensiones cero. Lo que tenga que germinar a partir de ahí, será.

Sobre Educar
Antes de pasar a lo que nos ocupa y para que se hagan una idea más aproximada de lo que me ha traído hasta donde estoy en este campo, comentar de pasada los temas de esa etapa como enfermera comunitaria en las aulas (especializada en pediatría, también es verdad): Programa de prevención de accidentes infantiles para docentes en primaria. Apoyo a las AMPAS desde Infantil a secundaria con diversos temas de salud (nutrición, masaje infantil). Programa de educación Afectivo-Sexual para jóvenes en secundaria. Y más recientemente, intervención sobre movimientos sociales a favor de los derechos animales en centros universitarios.

A la educación Afectivo-Sexual es a lo que más tiempo dediqué, porque fueron actuaciones continuadas durante varios cursos y en varios centros de educación secundaria. Mi formación previa al respecto empezó en la universidad, y puesto que la prevención durante la adolescencia estaba en boga cuando comencé en pediatría, precisamente por haber sido la gran olvidada, los cursos postgrado no faltaban. Esto era para que luego se fuera a las aulas, porque no todos los profesionales se atrevían a semejante empresa, lo daban por bueno pero dejaban “que fueran otros”. Y a mí me gustaba lo original, los territorios poco explorados, digamos que me venía a medida.

Recuerdo un taller específico donde el sexólogo nos daba una idea clave a la hora de ofrecer un programa que fracase o que tenga posibilidades de éxito: LA MOTIVACIÓN. Hoy día es un concepto que se maneja con más frecuencia, por ejemplo desde el Coaching, pero hablo de hace unos 10 años.
Nos contaba que los programas se basaban en “no te embaraces”, “no te contagies”… ¡el dichoso miedo! y pese a que los medios anticonceptivos cada vez eran más asequibles y cercanos, los jóvenes seguían manteniendo conductas de riesgo. ¿Tanta información no les sirve de nada? Pues no.
Ponía este símil: Por nuestra parte, parecía que estábamos haciendo como en la paella, si vamos a hacer paella, ¿qué necesitamos? Arroz. Pero eso solo no sabe a paella, así que le ponemos más arroz. Y así sucesivamente, sin conseguir que sepa a paella. Habrá que poner más ingredientes. Pues un programa educativo no puede constar solo de información, y más información… ¡sobre todo si con ella se asusta a la gente! Se precisa motivar y ofrecer actividades que complementen a la necesaria información.
Y otro dato importante: que seamos veraces. Eso nos lleva a otro paso básico: comprobar qué falsas creencias rodean al tema, cuál es su influencia en las actitudes de la gente y actuar en consecuencia. Si en el caso del sexo hay cantidad de tabúes y falsos mitos, entre otras cosas para que el papel de la mujer siga un curso inferior, con los demás Animales es también evidente: históricamente se les ha considerado criaturas inferiores para justificar la manera en la que la especie humana se ha servido de todos ellos. En el caso de los Niños, desde las protectoras nos vemos constantemente en la necesidad de combatir falsas creencias respecto a la transmisión de enfermedades, alergias y agresiones.

Desde el 2000 llegaba yo, animando a los jóvenes a que vivan una sexualidad plena, a que desarrollen esta energía positiva como seres sexuados que son (esto es inevitable, lo vives con naturalidad o lo reprimes) Y me dicen en sus encuestas que han descubierto que el sexo no es malo (¡les habían inculcado lo contrario!), que es importante partir del respeto a uno mismo y a tu pareja, etc.… Y yo pensaba que con que a algunos de esos chavales les llegara una chispa de luz, para no hacer lo que no quieren hacer ni obligar a nadie a no hacer lo que no quiera, ya era mucho lo conseguido. Y casi me "queman en la hoguera" en un colegio conservador… Ay, la doble moral. Ay, el peligro de decir a los jóvenes lo mucho que valen como seres humanos.

Porque la intervención educativa se encamina hacia los conocimientos, las habilidades y las actitudes. La idea es mejorar, avanzar si. Y avanzando más, evolucionar, permitir que el otro discrimine y despierte, para ello los educadores debemos respetar la naturaleza del educando, sin contaminar (acabemos con las muchas maneras y costumbres que hay de alienar), ofreciendo aquello que está preparado para entender. Porque cada uno aporta sus opiniones y con ello se influencia en otros, pero nuestra influencia se debe basar en dar herramientas, en sacar a la luz dudas razonables para reflexionar y ayudar a contemplar la vida desde el Ojo del Corazón mientras uno es un libre pensador. No hay nada más bello en este campo.
El educador también ha de ser Holístico: proporcionar curiosidad a las mentes, impulso a las energías, sonrisas a las emociones, paz en las almas. Y, lo reconozco, les hablo de Terapia Floral, soy la autora de un libro al respecto en Animales, es normal y conveniente que lo conozcan, además.

Recuerdo que educar, pese a una primera definición sobre formar, adoctrinar (del latín educare), se relaciona con encaminar, guiar (del latín educere), para obtener lo mejor de uno mismo. No se inculca hacia dentro, se estimula a sacar hacia fuera. El que enseña tan solo anima a descubrir, a despertar, desde el punto de vista de la Sabiduría Perenne, a recordar lo que ya se tiene, lo que se Es en verdad. No es que yo intente educar en valores, es que emerge del proceso per se.

Elijo educar en el AMOR (amarás al prójimo como a ti mismo). Ese amor y provocación que me recuerda José Luis Sampedro (chapó, Maestro) en un documental homenaje, esos eran sus principios tomados de Juan de Mairena, de Antonio Machado. Amor hacia los alumnos y provocación para que descubran por sí mismos, libres.

Animalistas por naturaleza, los Niños
Y ahora, a seguir abriendo caminos, diciendo que los Hermanos Animales (y Vegetales) tienen alma, que son Sanadores y Maestros, que como dice Eckhart Tolle son nuestros Guardianes del Ser. Y les recomiendo leer a Marck Bekoff, a Jesús Mosterín, a Kepa Tamames… Y quizá con eso tengamos circulando un maltratador menos. Aunque me exponga a diversas reacciones, he descubierto que soy bastante incombustible, sobre todo ahora que voy por libre (está muy bien coordinarse con instituciones y asociaciones, pero no es imprescindible).

Por cierto, a colación del tema del maltrato y las edades tempranas, les recuerdo lo siguiente:
Los Niños que demuestran crueldad con Animales dan indicios de que ellos están siendo víctimas de abuso y harán otras actividades criminales de adultos si no se actúa. La mayoría de los Niños, sin embargo, con la guía adecuada de los padres y maestros, se tornan sensibles al hecho de que los Animales pueden sentir dolor y sufrir y por lo tanto hay que tratar de evitar causarles tal dolor. Esto es un preventivo de la violencia en general y de la violencia en el seno familiar en particular.

Por otra parte, la contribución del Animal en la resiliencia (literalmente “saltar hacia arriba”, sacar lo mejor de sí mismo a raíz de superar un grave trauma) del Niño y del adolescente que ha sufrido abuso es de vital relevancia. El Animal no le juzga, es un confidente que le acepta tal como es, le expresa su afecto y entonces el Niño se siente digno de ser querido. El Animal le ayuda a aceptar de nuevo el contacto físico mediante las caricias y a mantener el contacto visual despojado por fin de sentimientos de impureza y de vergüenza. Facilita que recupere su confianza, que se abra para resolver las emociones que acompañaron en su día al dolor físico (miedo, culpa, incomprensión, ira…), que elabore de la mejor manera posible el suceso para que no quede colgado sin resolver en su inconsciente y comprenda al madurar que lo experimentado le lleva a un punto del camino donde lo mejor de la vida está por llegar si avanza con valentía y amor, libre de frustraciones y resentimientos. Una vez más, los Animales como Sanadores de las heridas profundas del alma humana. Nuestra deuda hacia ellos es inconmensurable.

Ejemplo de Programa Sobre el Buen Trato Ético a los Demás Animales
“LOS ANIMALES EN NUESTRAS VIDAS”
En la medida de lo posible, proponer actuaciones coordinadas que se dirijan y donde se implique a toda la COMUNIDAD EDUCATIVA, es decir:
El apoyo de los PROFESORES es imprescindible. En primer lugar, nosotros somos los que entramos en su medio laboral y por tanto ellos son quienes mejor nos pueden orientar sobre las necesidades educativas y la organización. Por otra parte, ellos pueden aprovechar nuestra intervención como apoyo de su propio programa escolar, en este caso en lo que se refiere a la formación en valores y al ámbito del Conocimiento del Medio y Aula de Naturaleza. Su colaboración garantiza el seguimiento y la continuidad de la actividad. Esto se puede ver facilitado desde los departamentos de orientación de cada instituto.

Respecto a los PADRES, son objetivo indirecto de la campaña de concienciación como receptores de los mismos valores que se intentan transmitir, junto a la necesaria información que compone el programa, dado que los Animales domésticos son adquiridos y cuidados en primer término por los adultos de la unidad familiar. El modelo parental es tan decisivo aquí como en todos los aspectos de la vida.

En su futura formación orientada al ámbito profesional, muchos de estos ALUMNOS se relacionarán directamente con este tema, desde las ciencias (veterinaria, biología, medio ambiente), letras (derecho animal, filosofía) o el campo empresarial (empresas relacionadas con el cuidado de los Animales).
Pero ante todo, para los alumnos, su relación con los Animales contribuye de manera crucial a su desarrollo emocional como futuros seres verdaderamente humanos. En concreto, durante la infancia y la adolescencia, crecer con Animales contribuye:
  • a la estimulación del desarrollo psicomotor y del lenguaje,
  • a enriquecer la comunicación no verbal,
  • a fomentar la imaginación y el desarrollo intuitivo, estimulando la inteligencia emocional,
  • a promover más altos niveles de autoestima y relación social,
  • a tener menos miedo y más sentimientos positivos,
  • a canalizar las emociones en general y responder de manera más equilibrada,
  • a realizar más ejercicio al aire libre y prevenir el sedentarismo frente a alienantes juguetes electrónicos,
  • a aprender sobre todos los aspectos de la vida... y la muerte.
Y todo esto es aún más relevante en los casos de Niños con necesidades educativas especiales debido a alguna discapacidad física y/o psíquica (en concreto sobre Psicoterapia Infantil Asistida con Animales, les remito a la obra del Dr. Boris Levinson)
Insistiendo en que un compañero de juegos NO es un juguete, pero eso depende del enfoque que dan los padres cuando adquieren el Animal (materialista o no).
Realmente, los Animales cuidan de los Niños y éstos encuentran en ellos a un confidente, cómplice y amigo en estado puro.

CHARLA “ANIMALES Y CONSCIENCIA”
Esta intervención puntual, en el futuro puede formar parte de campañas de concienciación que entiendo necesarias entre nuestros jóvenes, deseando que tenga una continuidad a lo largo de los cursos escolares, para fomentar la convivencia basada en el respeto y en el afecto entre ciudadanos y Animales.

OBJETIVOS: 
  • Favorecer la convivencia basada en el respeto y en el afecto entre ciudadanos y Animales.
  • Ofrecer a los jóvenes formación en valores universales basada en el trato ético a los Animales.
  • Acercar a las aulas y a la comunidad educativa los proyectos animalistas y conservacionistas.

CONTENIDOS:
Esta charla se elabora basada en una premisa:
“La ética consiste en que yo experimente la necesidad de practicar la misma REVERENCIA POR LA VIDA hacia toda voluntad de vivir que hacia la mía misma.” - Albert Schweitzer (Premio Nobel de la Paz 1952)

Entre nosotros y los demás Animales, existe un VÍNCULO por encima del mero placer de su compañía y del hecho de ser cuidados por nosotros, es decir, de la utilidad o de la dependencia. Nos sentimos atraídos por ellos desde un nivel profundo de nuestra psique, como amigos incondicionales y nexo con la Naturaleza => Recuperar y fomentar valores necesarios y emociones positivas: <-> Pertenencia <-> Naturalidad <-> Inocencia <-> Solidaridad <-> Empatía <-> Unidad <-> Conciencia <-> LOS ANIMALES NOS AYUDAN A SER MÁS HUMANOS Y A VIVIR EN PLENITUD

Se abordan estos temas desde la relación afectiva con los Animales:
  • Aspectos éticos, los animalistas en la historia contemporánea
  • Aspectos psíquicos, relación ancestral entre especies
  • La salud humana y las terapias con Animales
  • Cuidados básicos a los Animales
  • Adopción, compromiso para toda la vida
  • Actividades de Protección Animal

METODOLOGÍA EDUCATIVA:
DURACIÓN estimada de la charla: 55 minutos más preguntas.
MATERIAL necesario: Proyector para archivo en formato PowerPoint y pizarra (siempre un plan B, ¡la tecnología falla!).
DIRIGIDA preferentemente a alumnos de Secundaria, bien en el contexto de actividades que pertenezcan a la semana cultural del centro, donde puedan acudir voluntariamente o bien en cada aula, según se estime conveniente.

La EVALUACIÓN se realizará mediante observación. No se estima necesario recurrir a otros medios de evaluación como los cuestionarios. Por parte de la ponente se realizará una evaluación del programa educativo en torno a:
- Estructura: Organización, gestión del tiempo, adecuación de los medios empleados, asistencia.
- Proceso: Desarrollo de contenidos durante la sesión para el cumplimiento de objetivos. Valoración de la acogida por parte del centro escolar. Imprevistos que puedan surgir y cómo se resuelven.
- Resultados: Escucha y participación de los alumnos, comentarios de los profesores.

En el apartado final, se da una reseña de la persona que imparte las charlas y de otros RECURSOS, materiales o humanos, que se vayan a emplear en el desarrollo del programa.
A la hora de proponer actividades por ejemplo para alumnos de primaria (6 a 11 años), se adaptan los temas y se incluyen aquellas donde ellos puedan mostrar su creatividad, dibujando, etc. La participación es imprescindible, mientras los adolescentes se prestan al diálogo y al debate, en la infancia la máxima es aprender jugando. Pero cada uno es un mundo y a todos les gusta compartir sus experiencias personales junto a los Amigos Animales de su familia, por ejemplo.

Precisamente en educación sanitaria aprendí que “se aprende lo que se hace” y que “no hay que dar nada por ya sabido, es decir, por supuesto”. Tantos años enseñando a algo tan básico como respirar (auto cuidados para pacientes con asma) y haciendo talleres y talleres. Viendo que cada grupo es distinto, cada reto tiene su propio atractivo.
Afrontar esta labor con humildad y ganas de disfrutar, es fundamental. A comunicar se aprende comunicando, y sin miedo a las preguntas o a decir “no lo sé” cuando así es. El que habla en público no lo tiene fácil, aunque cuente lo mismo tres veces la misma mañana, pero el que está escuchando tampoco. Si eres capaz de transmitir, les llegas, y eso se consigue siendo cercanos y estando centrados. Al menos eso creo yo, desde mi vivencia. Les animo a ponerse manos a la obra, que tal como está el mundo, falta hace.

© Mª Pilar Zamarra San Joaquín.

lunes, 13 de octubre de 2014

LIBRES PENSADORES

Nos movemos en un mundo dotados de unas cualidades extraordinarias que se quedan sin explorar en la mayoría de los seres humanos o se usan al revés. Parten de la conexión MENTE-CORAZÓN.
Vivir la vida siendo plenamente conscientes de ella, conforme a aquello que de esa conexión emana solo es posible cuando la persona, en su propio proceso de autoconocimiento, elige ser LIBRE pensadora. Es un principio y algo que conviene mantener, por mucho que cueste. Y cuesta.
Porque mientras, nos bombardean constantemente para evitar que saquemos la cabeza. Y replegamos. Replegamos tanto hacia nuestra capacidad de reconocernos, como a la hora de relacionarnos desde el ser. En base a esto, los únicos libres pensadores puros son los demás Animales. Los únicos conectados consigo mismos y por ende con el resto.

Afortunados somos cuando entendemos y vivimos en ese entendimiento. Y cuando manejamos esa presión ejercida hacia dentro, no ya desde el medio por hostil que sea, sino por lo que la mente nos susurra incesantemente, para dejar claro que no estamos de acuerdo, que esto no nos gusta, que deseamos cosas (que en el fondo no sirven para avanzar)… Hasta cuando estamos acercándonos a percibir el instante, la mente sigue “dale que te pego” y esa es una expresión de lo más acertada.

La Terapia Floral nos acerca al centro, al restablecimiento de esa conexión primigenia olvidada, nos anima a elaborar el potencial auténtico. Esto es algo que muchos que se autodenominan terapeutas desconocen, simplemente porque no han atravesado su noche oscura del alma.
Los Hermanos Animales y Vegetales nos lo recuerdan también constantemente mediante sus mensajes desoídos por el género humano. Algo que los pueblos originales conocían perfectamente. Pero claro, nos “civilizamos”. Y cuando Roberto Carlos cantó que quería ser civilizado como los Animales, cantaba el lamento de todas las almas que viven auto-encarceladas en este sueño profundo de la vida cuando no se vive conscientemente.

¿Por qué nuestra especie vive con miedo a la libertad? A la de ser uno mismo, me refiero, a la verdadera, la más plena. Liberarse de las opiniones ajenas, del baremo de la dualidad cuando aquello que se hace se calibra entre bueno y malo, de las falsas creencias grabadas a fuego durante toda nuestra historia…
Si viniera un extraterrestre y nos fuera indicando a cada paso “eso no es cierto”, alguien que contemplara diáfano nuestro comportamiento… si claro, sería linchado a la primera. Como tantos libres pensadores han sido perseguidos siempre. Y otros sutilmente atacados cuando hemos tenido atisbos de serlo… lo que indica que ¡ese era el camino! Vas bien: Ahí tienes el mamporro que lo demuestra. Sigámonos estrellando de esa manera, si es lo que hay es preferible a vivir sin que la vida de veras sea vivida. Allá cada uno si desperdicia su reencarnación.

Me preguntan por qué hago estas cosas (charlas, etc.), así, de gratis. Me sale. Y me siento libre para hacerlo. Lo disfruto. Me siento honrada, por poder expresar en palabras algo que no pueden aquellos Sanadores y Maestros rescatados (y rescatadores de nuestras almas) que me rodean o con los que me he encontrado en el camino. Me empujan suavemente a ello. Pero sin presión de ningún tipo. Sin jefes ni subordinados, sin ánimo de crear escuela, sin la contaminación del dinero, sin horarios… Por completo a mi manera, con total confianza. Porque sirvo para hacerlo.

Animo siempre a más cosas que a cuidar y a respetar a nuestros Hermanos. Animo a ser libres pensadores, a caminar hacia el Centro, a gozar del Vínculo. Y voy a las aulas con ello. Ya lo hice antaño con temas de salud y entre líneas contaba lo mismo. Una labor de siembra que no cesa. Así que soy comunicadora, que es como cultivar sin saber qué saldrá de ahí. Y mi libertad consiste en que eso no me preocupe, en que solo me ocupe de hacerlo. Porque me libero de los resultados, al llegar la satisfacción en el hecho de entregarme al proceso. ¡Y qué bien lo pasamos! Contemplar la mirada de esos jóvenes reflejando su interés por lo escuchado indica que no está todo perdido en este mundo convulso.

No quiero repetirme, vienen a mi cabeza aspectos relevantes del camino ya tratados anteriormente, por ejemplo en cruzar el abismo. Tan solo, si tú que estás leyendo tomas Terapia Floral, permite que te ayude a liberarte. Si convives con un Hermano Animal, permite que te ayude a liberarte. Si eres padre o madre de un Bebé, permite que te ayude a liberarte. Porque ellos saben de lo que hablo, y con un solo toque por parte de las manos de su alma tocando la tuya, te recuerdan en qué consiste ser libre.

© Mª Pilar Zamarra San Joaquín.

jueves, 2 de octubre de 2014

LA RUEDA DE LA MEDICINA, II PARTE: DE LA SEMILLA AL ÁRBOL EN EL CAMINO DEL CORAZÓN

La ciencia proporciona descubrimientos que sumados a la ética ayudan a dejar en ridículo al especismo, hasta que llegue a extinguirse. La etología nos muestra la inteligencia y las emociones de Animales de todo tipo y la botánica también contribuye explicando la inteligencia y los sentimientos de las Plantas, su capacidad de comunicarse y de interactuar con los Animales (que son sus depredadores, polinizadores, etc.), su plasticidad y cómo sobreviven de un modo admirable en hábitats extremos, su capacidad de movimiento in situ y de desplazar sus semillas, o cómo su evolución es tan pareja a la nuestra que nos deja boquiabiertos. A mí por lo menos, en especial si a todo eso le sumamos que yo considero a los Vegetales mis Hermanos, como al resto de los Animales, almas iguales a la mía, espíritus afines, con un elevado potencial vital y que además nos regalan sus lecciones para que nos convirtamos en una verdadera humanidad. Ellos pueden vivir sin nosotros, de hecho el ser humano llegó el último, pero nosotros no podemos vivir sin ellos, en todos los sentidos… incluyendo los mitos que tanto me cuesta resumir.

De la Semilla a la Flor y regeneración del Ciclo
Nuestros Hermanos Vegetales son otra manifestación del Gran Espíritu que nos recuerda nuestra verdadera naturaleza. En origen todos somos cosmos en reposo, pero una vez que el alma toma tierra, se forma la manifestación de la energía vital en este mundo, donde todo está conectado. Al igual que ellos, nuestra existencia parte de una semilla, que desarrolla su potencial según una serie de circunstancias vitales. En el mejor de los casos, alcanzamos un grado de plenitud que en las Plantas se representa con la máxima creatividad de la floración y es el preámbulo de otro gran ofrecimiento, los frutos; a través de ellos contribuimos al ciclo de la vida generando nuevas semillas, y no me refiero a los hijos o a la capacidad de reproducir vida, sino a semillas de conciencia que sembramos con nuestros actos al concretar el poder del pensamiento. Las Flores contienen la magia del Universo, reuniendo la dualidad masculina y femenina, permitiendo proseguir el ciclo vital. La pureza clara del néctar de las Flores se equipara con la consciencia iluminada. Al inhalar el aroma de una Flor que está viva en la tierra, lo que se siente en ese instante, es pura conexión con la Unidad, es esencia espiritual. Recordemos que de ellas se preparan las terapéuticas esencias florales, porque en la Flor se concentra la Virtud del Vegetal, el don sanador de la Planta.

“¿Cómo te cantaré y te adoraré, Sol?, le dijo la Florecilla. Contestó el Sol: Con el silencio humilde de tu pureza.” Rabindranath Tagore.

Vegetales y Humanos
Como explico en mi libro, para Carl G. Jung (Psicología Analítica), que en sus estudios alquimistas denomina a las plantas Criaturas de Luz, la Flor es el símbolo del Yo espiritual. Según Rudolf Steiner (Antroposofía), el mundo vegetal tiene una relación especial y directa con el plano anímico humano. En nuestro inconsciente colectivo, el simbolismo de las Plantas, como el de los Animales, nos ofrece una visión metafísica. La información arquetípica que nos ofrece el Reino Vegetal es inmensa. Y desde la mayor humildad que he conocido. Se refleja en su comportamiento, en todo lo que nos muestran a través de sus bellas formas, colores, estructuras, geometría, número de pétalos, olores, etc. También contiene un lenguaje simbólico que las culturas les han otorgado para recordar al ser humano lo que Es. Quizá los ejemplos más universales sean la Rosa en relación con el amor y la Flor de Loto, símbolo del desarrollo espiritual, de lo sagrado y puro en multitud de civilizaciones. Es notable la equiparación de estos Hermanos con nosotros, ya que en las Plantas existe una clara polaridad: una parte crece hacia abajo y otra hacia arriba, una busca la oscuridad y otra la luz, pero sin unas raíces fuertes, profundas y bien ancladas en la tierra, la Planta no se sostendría y no podría crecer hacia el cielo. Así, las raíces se refieren a nuestro inconsciente, individual y colectivo y a la herencia del pasado. Los troncos y tallos son el eje central del ser engendrado en lo físico, relacionado con la personalidad y cómo nos expresamos hacia los demás a través de las hojas, verdes como el color del chacra corazón, que aporta el equilibrio emocional. Las Flores se refieren a la expansión, apertura y disponibilidad a compartir. Incluso las algas, que viven en los océanos de vida y son base nutriente para la biodiversidad; o los hongos, que nos hablan de las relaciones en los ecosistemas (saprofitos, parásitos, simbiontes, comestibles, venenosos…), de la convivencia con lo externo y su repercusión en nuestro devenir interior.

El Cherokee dice: “Quizás tengas la sabiduría de la Serpiente, llegarás a saberlo todo; quizá te crezcan alas, podrás verlo todo desde arriba como un Águila; pero de vez en cuando para descansar tienes que acostarte entre las Flores.”

El Árbol y la Vida
El Árbol es símbolo universal por excelencia. Constituye una poderosa imagen de integración cósmica que aparece en numerosos mitos de la creación y en varias religiones: el Árbol de la Vida de la Cábala, el Árbol de la Ciencia del bien y del mal del génesis bíblico, el símbolo del Árbol de la Vida en la Geometría Sagrada… El Árbol Cósmico, plantado en el Centro del Mundo, está ampliamente desarrollado en la mitología y en los postes totémicos de muchos pueblos nativos americanos (con sus siete o nueve ramas, equivalentes a los siete o nueve cielos, para ascender por ellas; estos postes podían superar los 30 metros de altura). En diversas tradiciones se explica el origen del mundo en relación con los Árboles; por ejemplo, en el cuento iroqués del principio, desde un Manzano gigante que crecía en el cielo, en el mundo de los Espíritus Felices. En la religión cristiana se sustituye al Árbol Cósmico por la Cruz: al igual que en las mitologías, subir por el Árbol Cósmico representa la elevación del alma humana y su unión con Dios, la trascendencia, del mismo modo Cristo ascendió por la Cruz.

Los Árboles y Arbustos descienden de los cabellos del gigante Ymir, al que mató el dios Odín. Su sangre formó mares, ríos, charcos y lagos; sus huesos, las montañas y las rocas, y sus sesos, las nubes; el suelo y la tierra nacieron de su carne. Cuenta la leyenda que Odín creó la primera mujer soplando sobre un tronco de un Olmo y el primer hombre soplando sobre el tronco de un Fresno, les dio así alma y vida. Los hermanos de Odín, Henir y Lodur, ofrecieron a los hombres la facultad de comprender y de sentir. Así, la vida de los hombres surge de los Árboles, estamos conectados. Cada parte humana encuentra un papel análogo en el cuerpo de la madre Gaia. El pelo y los Árboles actúan como antenas o conductores de la electricidad y la energía, poniendo en comunicación al hombre y a la Tierra con el Cosmos; sabemos que abrazarlos es una poderosa terapia. El Árbol transforma la relación de fuerzas del lugar donde vive, de tal forma que puede convertirlo en un santuario por el influjo que ejerce conforme va creciendo. También se plantan con motivo de nacimientos humanos y en ceremonias fúnebres y cementerios, relacionados con la vida y la muerte. Incluso Darwin compara los seres vivos con un gran Árbol de la Vida donde unas ramas retoñan y otras caen: generación tras generación, hay especies que prosperan y otras en peligro de extinción. Y en una misma familia, hablamos del Árbol genealógico para explicar sus líneas de descendencia.

“¡Árboles! / ¿Habéis sido flechas caídas del azul? / ¿Qué terribles guerreros os lanzaron? / ¿Han sido las Estrellas? / Vuestras músicas vienen del alma de los Pájaros, / de los ojos de Dios, / de la pasión perfecta. / ¡Árboles! / ¿Conocerán vuestras raíces toscas mi corazón en Tierra?” Federico García Lorca.

Las Siete Direcciones
Y sobre todo, la enseñanza de que en las Plantas se produce la integración cósmica de las fuerzas vitales, la conexión de todos los elementos: las semillas germinan en la Tierra que las nutre desde las raíces, el Agua hace posible ese proceso por la savia, mediante la luz del Sol, el elemento Fuego, realizan la fotosíntesis, y así los tallos y las ramas que se elevan al Cielo respiran en el Aire. También observamos el ritmo de las estaciones a través del mundo vegetal y las fiestas paganas han estado siempre relacionadas con ellos para honrar y compartir esos momentos con la Madre Naturaleza. En invierno, las Plantas entran en parada vegetativa, las de hoja caduca están desnudas y como la introspección que esta estación nos recomienda con sus pocas horas de luz, nos invitan a la elaboración interna, a conocernos desde la raíz. Con el resurgir exuberante y colorido de la primavera, la expansión sensorial y la alegría de la abundancia y la fertilidad, a nosotros esta estación nos impulsa también a ser más extrovertidos y a hacer una labor de limpieza y cambio. El verano, donde la mayoría de los frutos están listos para su recolección, nosotros seguimos dándonos hacia fuera bajo el calor del sol y descansando hasta que la cosecha personal esté a punto. Cuando llega el otoño, bajo colores cálidos que nos recogen de nuevo al hogar, todas las criaturas hacen su preparación para completar el ciclo, que se reiniciará eternamente.

Las culturas de todos los continentes recrean en el Árbol Cósmico las Siete Direcciones: Norte, Sur, Este, Oeste, Arriba (las ramas y hojas hacia el Cielo), Abajo (las raíces hacia la Tierra) y Centro (el tronco). Es también espacio de comunicación entre el Mundo Medio, el Mundo Superior y el Mundo Inferior. Arriba está el Padre Cielo, que nos enseña a crecer, a expandirnos, a encontrar el sentido y la luz de la verdad. Con su amor nos dirige hacia él, respetando y siguiendo nuestra propia senda. Abajo es el reino de la Madre Tierra, hogar de nuestros ancestros y de nuestro poder instintivo. Con su amor nos muestra los caminos hacia nuestras fuentes más profundas y nos ayuda a acceder a todos los talentos que poseemos. El Centro es el lugar interno de la quietud (Tiyoweh). También se asocia al quinto y más sutil elemento, el éter, que informa e interrelaciona a los otros cuatro. Es la totalidad, el lugar de la espiritualidad, la Unidad.

El Árbol de la Vida, como el Árbol Tótem del pueblo, representa el Centro Sagrado: “Todo está situado en el centro del Universo. Tú eres el centro, el punto de mira, de convergencia de la tierra que fluye en ti, tanto física como espiritualmente: el aire, el agua, los seres vivos que te nutren, que se funden en tu existencia. Todo se define en relación a ti… Cada pino particular tiene su propia disposición única y sagrada de agujas, ramas, corteza. El sol, el agua, el suelo y el viento crean la forma de todos los pinos. Pero la forma de cada pino no se define ni por su similitud ni por su diferencia respecto a otros pinos, no es una cosa, sino un proceso, como nosotros”. Jefe Gaile High Pine. Entre los Iroqueses, pueblo con gran espíritu conciliador, el Árbol de la Paz es un gran Pino Blanco, con un Águila posada en su cúspide, guardián de la confederación Iroquesa, y bajo sus raíces el Hacedor de la Paz enterró las armas de guerra. Todas las tribus consideraban que “enterrar el hacha”, era una manera de hacer la paz. Por estas raíces, los pueblos del mundo pueden trazar sus orígenes y pedir amparo bajo la Ley de la Paz.

Principales Animales Mitológicos según los Elementos
TERRA: DRAGÓN: INICIACIÓN / VIDA
Figura simbólica universal que se encuentra en la mayoría de pueblos del mundo desde las culturas más primitivas y de oriente a occidente y en todas partes existen dioses y héroes que combatieron con los Dragones para alcanzar el orden a partir del caos. Es metáfora del mal y a la vez criatura benévola que encarna el poder de las divinidades celestiales y símbolo de vida y de la generosidad de la Madre Tierra. Hay Dragones aéreos, subterráneos y acuáticos. Es el señor primigenio y guardián de la tierra, la materia prima, relacionado con su energía tectónica y también se asocia con el agua porque asegura la fertilidad que deparan las lluvias y por las corrientes telúricas o líneas del Dragón, y con el trueno y el rayo, el fuego que escupe. Desempeña un importante papel de intermediario en las potencias cósmicas, entre las fuerzas distribuidas según los tres estadios esenciales del simbolismo del nivel alto = espíritu; medio = vida y manifestación; bajo = fuerzas inferiores. Su nombre deriva de Drakonales, que en griego significa gran Serpiente (está muy relacionado con ella) y a su vez del verbo Drakos que significa ver con agudeza o vigilar. En la edad media, se describió como animal con busto y patas de Águila (cualidad celeste), cuerpo de enorme Serpiente (cualidad secreta y subterránea), alas de Murciélago (posibilidad intelectual de elevación) y cola terminada en dardo y vuelta sobre sí misma en forma de signo zodiacal de Leo (sumiso a la razón); simbolizando así la fusión y confusión de todos los elementos y posibilidades. Solo los druidas celtas desarrollaron y dominaron la magia Wyrd, la magia de los Dragones, considerada la más potente y poderosa. En las Islas Canarias, se cuenta la leyenda de que los Dragones al morir iban al mitológico Jardín de las Hespérides y se transformaban en un árbol totémico entre los guanches, el Drago milenario (del griego drakaina, hembra del Dragón).
Enemigo primordial, el combate con él constituye la prueba de iniciación por excelencia que representa la lucha del Yo contra las tendencias e instintos regresivos, la renuncia a uno mismo para liberar el alma. Es símbolo del ego exaltado como potencia separadora y disociadora, la sombra, que debe ser vencido a través de las virtudes; un monstruo que siente un odio furibundo contra la Sophia o Sabiduría Divina y que procura por todos los medios destruir la correspondencia y comunidad del alma con la mensajera celestial. No es posible el reencuentro con la “amada divina”, la doncella, sin haber vencido antes al Dragón que, desde dentro de nosotros mismos, se opone a ello con todas sus fuerzas. Por eso en las leyendas son guardianes vigilantes del alma que nunca duermen y protegen templos, santuarios y secretos. Aporta fuerza espiritual, perseverancia, capacidad de concentración.

AER: PEGASO: ASCENSIÓN
Según la Mitología Clásica, es el caballo lunar encargado de fabricar la lluvia, hijo de Poseidón/Neptuno tras sus amores con Medusa Gorgona. Generalmente se le representa de color blanco como la Luna y con alas doradas. Su nombre significa "de las fuentes de agua", porque al golpear con sus cascos con forma de media luna una zona del monte Helicón, hizo surgir la fuente Hipocrene, consagrada a las Musas y fuente de la inspiración poética. Encarna la creatividad intelectual en general y la elevación a través de los valores estéticos, es la sublimación del subconsciente humano, la espiritualización a la que conduce la participación con lo divino. La cábala hermética conoce el lenguaje del Caballo, la verdadera lengua, refiriéndose a Pegaso, que concedía a los escogidos la posibilidad de acudir a las regiones desconocidas, verlo y comprenderlo todo a través del espacio, el tiempo, el éter y la luz, sirviéndoles de guía y portador.
Simboliza el viento y la velocidad, porque une galope y vuelo y representa el deseo de volar de la humanidad, volar como elevarse, la trascendencia del crecimiento, el poder ascensional de las fuerzas naturales, la capacidad innata de espiritualización de una fuerza inferior y la inversión del mal en bien. Es una gran ayuda para la evolución espiritual.

IGNIS: AVE FÉNIX: RESURRECCIÓN
El mito del Ave Fénix es originario de Medio Oriente y Norte de África, tiene sus representaciones en diferentes culturas de todos los continentes y está relacionado con los descomunales Pájaros de Trueno o Thunderbirds de las leyendas de los indios de Norteamérica. En Egipto se representaba con la corona Atef o disco solar. Los griegos la llamaban Phoenicoperus y contaban que cuando le llegaba la hora de su fin, cada quinientos años, construía un nido de sándalo y otras maderas y hierbas aromáticas en lo alto de una montaña, ponía un único huevo (huevo cósmico) que empollaba durante tres días. Entonces, posado sobre el nido abriendo sus esplendorosas alas, los rayos del sol hacían arder ave y nido, mientras el Fénix cantaba su más bella canción y todo quedaba convertido en perfumadas cenizas. A continuación resurgía del huevo el mismo Ave Fénix, siempre única y eterna, brillante como la Luz y alimentado por ella. Durante sus años de vida, el nuevo Fénix cuida el mundo y a sus criaturas. La inmortalidad fue el premio a su fidelidad al precepto divino, junto a otras cualidades como el conocimiento, la capacidad curativa de sus lágrimas o su increíble fuerza. A lo largo de sus múltiples vidas, su misión es transmitir el saber que atesora desde su origen al pie del Árbol de la Ciencia del bien y del mal, y servir de inspiración en sus trabajos a los buscadores del conocimiento, tanto artistas como científicos.
Su principal papel es renacer y crearse a si mismo. Es símbolo del renacimiento físico y espiritual, de la inmortalidad y la continuidad de la vida más allá de la muerte, del poder purificador del fuego. También se refiere a la esperanza que nunca debe morir en el hombre.

ACQUA: UNICORNIO: CONEXIÓN ESPIRITUAL
También llamado Liocornio. Se le ha descrito de muchas maneras, e incluso le han agregado alas como Pegaso, los que llevan el nombre de Alicornios. El cuerno único sobre la mente representa el "polo superior", los cuatro puntos de la Rueda de la Medicina y el cenit es el cinco: En la arquitectura egipcia es el obelisco, que expresa el dominio sobre las cuatro partes del mundo y el cenit. En la forma rechoncha es la pirámide, que expresa el dominio de la Diosa Triple (triángulo de mármol blanco). Símbolo lunar, atributo del signo zodiacal de Virgo, vinculado a Artemisa/Diana por la castidad, el cristianismo adoptó esta tradición y convirtió al Unicornio en símbolo de la Inmaculada Concepción, con el cuerno purificador como una especie de penetración espiritual. Infatigable ante los cazadores, solo cae rendido ante una joven virgen. Se atribuían a su cuerno propiedades mágicas y medicinales para neutralizar todo tipo de venenos. El origen de esta criatura mítica proviene de la mitología griega, la cabra Amalthea que amamantó a Zeus y su Cuerno de la Abundancia. En China pasó a llamarse Ch’i-lin, que engendró en una piadosa mujer a su hijo, Kung Fu Tse, más conocido como Confucio. Posee la magia más intensa, aliado de los mejores magos y amigo de los habitantes de la Tierra de las Hadas.
Las leyendas lo presentan como el más noble de los Animales. Es la esencia del agua y representa los principios básicos de la pureza, virginidad, castidad, nobleza, soberanía, generosidad, justicia y libertad.

Autora: Mª del Pilar Zamarra San Joaquín
Artículo publicado en Universo Holístico nº 38, mayo 2011