"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

Translate

lunes, 31 de marzo de 2014

FLORES DE BACH PARA PEQUEÑOS ANIMALES

¿Son eficaces las Flores de Bach en los pequeños Animales? 
Es tan común contar en casa con la compañía de Perros y Gatos como tener otros Animalitos domésticos, tratados a veces como exóticos en las consultas de veterinaria. Los pequeños Mamíferos (Hámsters, Cobayas, Conejos, Hurones, Ardillas, Chinchillas, Gerbillos...), las Aves (Canarios, Palomas, Loros...) y los Reptiles (Tortugas, Iguanas...) pueden beneficiarse del tratamiento con la terapia de las Flores de Bach. 
Algunos ejemplos de Flores de Bach para casos concretos 
Dentro de las Flores de Bach para pequeños Animales citaremos algunos ejemplos: El Rescue Remedy o remedio de emergencia también es de inestimable ayuda, sobre todo ante visitas al veterinario, accidentes o cambios bruscos en la rutina de sus cuidados. Otras flores, como el Manzano silvestre y el Olivo en las infecciones, conjuntamente con los antibióticos o antiparasitarios prescritos, o el Nogal para problemas con el desarrollo o el celo, son tan valiosas en el botiquín de estos pequeños como en el de los Perros o los Gatos. Podemos ayudar con las Flores de Bach en procesos naturales desde la cría o la muda... y también son un cuidado paliativo para aliviar el sufrimiento si la muerte del Animal es inevitable. 

Diagnóstico según cada caso 
Según el caso, ya que cada Animal es único y especial, podremos necesitar Acebo, Mostaza, Castaño dulce, Violeta de agua... La elección de la fórmula floral depende de varios factores, sobre todo conocer bien al Animal, las características de su especie y su ambiente, además de guiarnos por la intuición que se refuerza al establecer nuestro vínculo afectivo con las demás criaturas y nuestra conexión con la Madre Naturaleza. Es muy importante escuchar al Animalito, entender sus respuestas ante la vida cotidiana y como hacemos con los mamíferos más grandes, valorar el estado emocional de su familia humana y el grado de compromiso en sus cuidados básicos.
Con estos pequeños Animales nos encontramos a veces errores en su manejo debidas simplemente a la ignorancia: alimentación inadecuada, exposición a corrientes de aire, jaulas o accesorios donde se pueden dañar... o lo más grave: tratarlos como juguetes. Los casos que precisan de un diagnóstico más exhaustivo son los problemas de comportamiento y las secuelas traumáticas debidas, desgraciadamente, al abandono y al maltrato. De hecho, en muchas de estas especies la terapia floral (Flores de Bach) constituye más que una alternativa, en ocasiones es la única esperanza para mejorar algunos trastornos ante la imposibilidad de emplear pautas de educación o fármacos cuyos efectos adversos no tolerarían. 

¿Cómo podemos administrar las Flores de Bach a los pequeños Animales? 
Las Flores de Bach son compatibles con otros tratamientos y cuidados recomendados por veterinarios, educadores, criadores, etc. La administración de remedios florales para estos Animalitos ha de ser diluida con independencia del estabilizador utilizado, porque son muy sensibles y la mayoría de los conservantes son fuertes para sus delicados organismos. Y una vez más, la frecuencia de las tomas es más importante que la cantidad de dosis. Las Flores de Bach se pueden dar, a los pequeños Animales, directamente las gotas en su boca o pico con pipetas de plástico o jeringuillas sin aguja de 1 ml y en su bebedero, reponiéndolas cada vez que se cambie el agua.
Evidentemente, en estos pequeños Animales son suficientes unas pocas gotas de una segunda dilución (es decir, de un gotero de 30 ml de agua mineral con 2 gotas de la esencia comprada en el herbolario, 4 gotas si se trata de Rescue Remedy, sin añadir brandy, vigilando su conservación sobre todo si hace calor). Si hay varios Animales pero las gotas son para uno o dos en especial, no hay ningún problema en que los otros que toman del mismo bebedero las consuman, en algunos casos incluso es conveniente. 
Como dar las Flores de Bach a las Aves 
Los Loros son Aves que se benefician muchísimo de la terapia floral por su gran sensibilidad que les lleva al picaje de las plumas debido al estrés. Veterinarios y especialistas en rehabilitación de Aves (tanto Rapaces en refugios, como Pájaros domésticos) encuentran mediante la dilución de las esencias que no sólo garantizan su seguridad, sino que además obtienen una curación y un efecto de equilibrio emocional más potente cuando se diluyen, incluso cuando se llega a potencias homeopáticas.
También se han encontrado resultados satisfactorios en Aves mediante la evaporación en la atmósfera de unas gotas de flores en un cuenco de agua, fuente o vaporizador cerca de la jaula. Podemos preparar los spray y las vaporizaciones con cualquier esencia o combinación que necesitemos, vertiendo diez gotas del concentrado de la flor en el agua del atomizador o del recipiente. 

¿Y a los Animales acuáticos? 
En caso de que tengamos Animales acuáticos, principalmente Tortugas y Peces de agua fría, se mezclan de cuatro a diez gotas de la dilución directamente en su medio, dependiendo de los litros de agua del estanque. En general no se recomienda añadir cualquier tipo de sustancia extraña en los acuarios de peces tropicales, porque son muy delicados y es muy fácil alterar su frágil medioambiente.
En estos casos, es mejor colocar las esencias florales o Flores de Bach en un tazón sobre o junto a la pecera para su evaporación. Están documentadas como útiles varias maneras de aplicación local, sobre la piel, etc. por ejemplo, para disminuir su estrés al manipular pájaros o roedores, resulta útil frotarse unas gotas de Rescue Remedy en las palmas de las manos inmediatamente antes de cogerlos. 

Todos los pequeños Animales tienen también sentimientos 
Cualquier Animal, por pequeño que sea, puede sufrir estrés y otros problemas que son aliviados con las flores. Su campo energético responde a la terapia floral como el de cualquier otro ser vivo (recordad que también se emplean Flores de Bach en jardinería para el cuidado de las plantas). Las características de las emociones de un conejo son distintas a las de un caballo, pero eso no significa que no tenga emociones.
Estos pequeños Animales también conocen a sus familiares humanos y como defiendo habitualmente, también tienen alma e inteligencia espiritual. Todo nos lleva en la misma dirección: los Hermanos Animales, Maestros y Sanadores, compañeros de viaje en la nave Tierra, merecen toda nuestra gratitud, amor y cuidados que podamos darles.

Autora: Mª Pilar Zamarra San Joaquín
Artículo publicado en www.enbuenasmanos.com

CACHORROS HUÉRFANOS. CÓMO CRIARLOS

Cachorros huérfanos por distintas causas 
 A veces son abandonados por enfermedad, exceso de camada o en casos muy raros por rechazo materno. Otras veces ocurre al contrario, una Perra o Gata adoptan Cachorros huérfanos que no han parido ellas mismas.
Lo más doloroso es encontrarse Cachorros huérfanos abandonados, incluso recién nacidos, de cualquier especie. Si con suerte han tomado leche de su madre durante las primeras 24 horas, aumentarán las posibilidades de supervivencia, porque habrán ingerido el calostro con sus protectores anticuerpos.
Aunque me refiera a mamíferos comunes como Perros o Gatos, también se da el apoyo en la cría de Pollos de distintas Aves domésticas, o silvestres que accidentalmente cayeron del nido. 

Cuidados urgentes 
Los veterinarios también nos orientarán sobre los cuidados necesarios para la supervivencia de los Cachorros huérfanos. Las dosis adecuadas de leche y los intervalos, así como el peso que deben engordar cada semana para comprobar que todo marcha bien. Nos ayudarán a comprobar su estado general (hidratación, fuerza en la succión, tono muscular, signos de dolor o llanto preocupante, etc.) y a observar el comportamiento normal del Cachorro y su correcta evolución.
Las primeras semanas los Cachorros no son capaces de mantener su temperatura corporal aunque no haga frío en casa. Necesitarán una cajita con una toalla o mantita donde se coloque una fuente segura de calor. Si hay varios hermanos también se proporcionan calor al dormir juntitos. Un pequeño muñeco de peluche también es de utilidad.
 
La cría artificial 
Existen varias fórmulas caseras sobre la leche con la que alimentar a cachorros de Perros y Gatos, pero en general es mejor evitar la leche de Vaca o usar una sin lactosa para prevenir problemas intestinales. También hay comercializada leche en polvo especial para Perros y Gatos.
La manera de alimentarle es con un biberón especial que tenga la tetina adecuada o con una jeringuilla despacito gota a gota (evidentemente sin aguja) Se calienta la leche al baño maría (no recomiendo el microondas) hasta la temperatura corporal, unos 38º, que comprobaremos en la piel de nuestra muñeca.
Para las tomas, respetar la manera en que ellos maman en la naturaleza, es decir, colocados tumbados sobre su abdomen con la cabeza más alta que la cola para no atragantarse, nunca tumbados sobre su espalda.
Al principio es preferible darles a los Cachorros poca cantidad en mayor número de tomas, aproximadamente unas ocho al día, se evitarán trastornos digestivos. En pocas semanas llegará el momento de introducir alimento sólido adecuado, pienso especial para cachorros, etc. e ir iniciando el destete cuando beban y coman solos de un platito. 

Nutrición Afectiva 
Los Cachorros huérfanos necesitan más que comida. Es muy importante proporcionarles un ambiente adecuado, que incluye nuestra dedicación completa los primeros días, donde se realizarán tomas de biberón regularmente, incluso por la noche.
Simulando esos lamidos maternos, podemos limpiar su cara y cuerpo con un paño humedecido en agua tibia cada varios días.
Tras cada toma de alimento frotar la zona anogenital con un algodón húmedo en agua tibia y ayudarnos de movimientos de masaje descendente en su abdomen.
El problema más frecuente es el estreñimiento, que puede ser debido a una intolerancia de la leche artificial por la lactosa y lo mejor será buscar consejo veterinario, imprescindible si aparece diarrea. 

Amor y Flores de Bach 
Estos primeros meses son la etapa de socialización del Cachorro, cuando aprenden a relacionarse. Por eso es tan relevante acariciarlos mucho, que escuchen el latido de nuestro corazón al cogerlos en brazos y acostumbrarlos al contacto con personas o con otros Animales, para que luego sean adultos sociables y con un temperamento estable.
Todas estas conductas fortalecerán el vínculo afectivo con el Animal, que en el caso de haber sido abandonado, habrá sufrido ya una experiencia de separación traumática de su madre. Yo recurro al Rescue Remedy de Flores de Bach, unas gotas de diluido previo con frecuencia los primeros días y en cada biberón. 

Proporcionar un futuro a los Cachorros huérfanos 
En nuestras manos está educarles, enseñarles los lugares apropiados para hacer sus necesidades, indicarles su propio lugar de descanso en casa, de comida, acostumbrarles al cepillado, a salir a la calle, etc. Y según su evolución, hay otros cuidados veterinarios como las desparasitaciones y el calendario vacunal, como con cualquier Cachorro. Y buscar adoptante…
Lo más habitual es que los Cachorros huérfanos se queden con quien los rescató y los crió, porque te adoptan a ti como su familia humana, toda una lección de vida.

Autora: Mª Pilar Zamarra San Joaquín
Artículo publicado en www.enbuenasmanos.com

LOS ANIMALES DEL ALMA JUNTO AL GUERRERO ESPIRITUAL

La figura del Guerrero es un arquetipo que forma parte de la herencia psico-espiritual de la especie humana, inscrita en nuestro inconsciente colectivo. Es la clave en el proceso de TOMA DE CONCIENCIA. Como describe el maestro Osho: “El más grade de los guerreros no tiene nada que ver con la guerra. No tiene nada que ver con luchar con otros. Tiene algo que ver con algo dentro de sí mismo. Y a pesar de que trae la victoria, no es una lucha, no es una guerra, no es un conflicto. Pero hay que ser guerreros porque uno tiene que estar muy alerta, como un guerrero… Hay que estar muy observador, muy meditativo, porque uno se está adentrando en la zona más oscura de la existencia. Al final hay una luz, luz infinita, pero primero uno debe pasar a través de una gran noche del alma. Hay todo tipo de trampas, muchas posibilidades de extraviarte y hay todo tipo de enemigos internos. No hay que matarlos o destruirlos; tienen que ser transformados, tienen que ser convertidos en amigos. La rabia tiene que ser transformada en compasión, el deseo en amor, y así con todo.”

El guerrero piel roja, como el guerrero celta, ostenta con honor su posición y se entrega por completo a su misión. La batalla es un medio para la transformación personal. Las virtudes del Guerrero, nuestro espejo e impulso. No somos el dolor, no somos el personaje, somos un potencial ilimitado pero debido a la ignorancia de la falta de visión no vivimos en la plenitud total que somos. El Guerrero lo sabe, por eso está exento de miedo, de ira, de pena, de pretensión, de preocupación. Es todo vigor y libertad, firmeza y constancia. Es anónimo, quizá un héroe, pero para sí, con entera humildad, permitiendo que se cumpla la voluntad divina a través de él. Características inherentes al Guerrero son el poder que le otorgan la presencia vigilante, la fuerza y la delicadeza, el valor y la templanza. La presencia erguida, porque el camino no es solo hacia delante: el Camino es hacia arriba. En equilibrio, como el Caduceo, porque la fuerza sin delicadeza solo destruye y el valor sin templanza pierde su esencia, que es el retorno a la inocencia, para seguir los dictados del corazón como lo más conveniente en cada momento de esta existencia. Y sobre todo, como la diosa Atenea, siempre vigilante (la de los ojos de Búho), firme, atenta, aquí y ahora; dispuesta para el combate con la propia mente, con el ruido de los cantos de sirenas que intentan confundir para que entremos de lleno en este sueño y olvidemos quiénes somos; preparada por naturaleza para vencer a la bestia y liberar al alma cautiva. Con la inteligencia de una estratega, eligiendo entre sus opciones, y con la creatividad puesta al servicio de la ocasión que lo requiera. El Guerrero sabe emplear sus herramientas para purificarse y combatir, el escudo (el cuidado) y la espada (la confianza en el Creador), siempre lleva ambas. Y como el proverbio chino: si caes siete veces, levántate ocho. Porque en verdad te digo, que llegará el día en que la caída sea leve e incluso ayudes a levantar a otros. 

El papel de los Animales del Alma que acompañan en especial al Guerrero, consiste en permitirles que nos recuerden que SEAMOS FIELES AL ALMA QUE NOS HABITA. Escuchemos sus mensajes: 

El Oso: El sanador en la cueva de las sombras 
Sin introspección no es posible el autoconocimiento. Es preciso encontrar un espacio personal de intimidad para abrazar las propias sombras, perdonarse las debilidades, y en especial ver el daño que nos hacemos a nosotros mismos, para dejar de hacerlo, y saber dónde necesitamos usar la capacidad transformadora del amor, que comienza en uno mismo. Siempre es más fructífero luchar a favor de que en contra de, fomentar lo positivo que alimentar lo negativo. El Hermano Oso posee el poder sanador de la Madre Tierra, como la madre que abraza a su hijo cuando llora. Es uno de los Guerreros más fuertes, porque su voluntad es inconmensurable. Hay otra energía que solo canalizada del modo adecuado se convierte en voluntad para el crecimiento personal, es la rebeldía. Cuando uno se rebela incluso ante aquello que más le conviene, indica sin duda que necesita ser sanado. Igual que cuando vive a la defensiva. En la oscuridad más absoluta el corazón se abre. Entonces comienza la verdadera sanación. Por profundas que sean las heridas, quedarán atrás el esfuerzo, las lágrimas, la incertidumbre… No hay atajos. Solo la certeza de que es más sencillo de lo que parece una vez te entregas al proceso. Otra cosa es rebelarse ante la comodidad del ego, al darnos cuenta de que el camino lo hacemos abrupto con nuestra resistencia al cambio. De nuevo el latido del corazón es la guía para encontrar la luz en la oscuridad interior y ser nosotros luz manifestada en la oscuridad exterior. El sufrimiento deja de existir en una mente que se alinea con el corazón y se pone al servicio del espíritu. RECUERDA QUE SOMOS ENERGÍA, INTELIGENCIA Y AMOR. 

El Perro: La lealtad a uno mismo 
El alma de un ejército habita en cada soldado que lo compone. La unión de todos es la cave, como en todo. Por ello es vital que cada uno viva centrado, sea leal a sí mismo, no se abandone hacia fuera, tampoco con la búsqueda infructífera de eso que creemos que es amor proveniente de las relaciones con otros, en definitiva de las falsas creencias (“hay que ser bueno”, etc.) Solo “tengo que” respirar. El resto es conveniente hacerlo o dejar de hacerlo, sin más. El Hermano Perro me recuerda que viva desde mi centro mi relación con el resto, con las demás formas de vida y energía, con los micro-universos que encuentro a mi paso. Todos portamos armas, la principal arma de destrucción masiva es la ignorancia. Todos creamos daños colaterales con nuestros juicios, dentro y fuera de nuestra persona. Frente a la oscuridad que la mayoría simple cree, el ejército tienen su aspecto de luz: es capaz de sembrar paz, consuelo y unión. La lealtad imprime fuerza a la voluntad. La satisfacción se encuentra por si sola en el hecho de sentir nuestra plenitud interna, cada vez que hacemos aquello que sabemos es lo adecuado, en ocasiones detalles, que surgen sin esfuerzo. No sonrío esperando que me correspondan con otra sonrisa, ni por agradar, lo hago porque mi naturaleza se manifiesta con mi sonrisa y eso genera una vibración desde mi centro que llega donde deba ser, aunque yo no lo vea. EL MUNDO NECESITA DE TU SONRISA. 

El Cuervo: Los mensajes del otro lado para la batalla interior 
El Hermano Cuervo nos advierte gracias a su facultad de traer mensajes de otros planos, de que algo duro acontecerá en nuestras vidas y que será a la vez necesario para avanzar, de hecho con el paso del tiempo lo habremos comprendido por completo. ¿Qué significó ese accidente de hace años en tu vida? ¿Cuánta confianza en ti mismo te aportó afrontar aquella situación en el trabajo? ¿Cómo sería ahora tu vida de vacía si no hubieras tomado aquella decisión a la que te sentiste empujado por las circunstancias de tu familia? Déjate morir, deja morir a tu ego, entiende que el personaje pertenece al sueño, pero que el alma pertenece a una realidad infinitamente superior. Ten la capacidad de verlo, por mucho que al ego le moleste dile: “basta”, y entonces se silenciará. La ayuda está en todas partes, vivimos rodeados de luz, claro está que en esta dualidad también la sombra la acompaña. Es lo que hay, no huyas, no culpes, no temas: En palabras de Santa Teresa, “nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, la paciencia todo lo alcanza…” Nunca rendirse ante la adversidad, sino nutrirse de ella para: ir más alto y más lejos (ultreia et suseia). Hay una canción que se entona en honor a los soldados caídos mientras realizaban actividades militares: la muerte no es el final, con una letra plena de verdad. Efectivamente, la muerte no es el final, sino el inicio del renacimiento. Y tan solo en esta reencarnación PODEMOS MORIR Y RENACER TANTAS VECES COMO SEA PRECISO PARA NUESTRA EVOLUCIÓN. 

El Caballo: El fiel compañero en el viaje de retorno 
El poder y la fuerza del viajero incansable, del espíritu libre e indomable del Hermano Caballo, nos recuerda que no estamos solos. Es tan grande la generosidad de las demás criaturas, tan impresionante el milagro de la vida, que resulta imposible dejar de participar en ello; todos en algún instante de nuestra vida nos hemos dado cuenta. Somos partículas en un océano infinito, vibraciones y cada vibración es creadora. La interacción entre nosotros resulta sencilla pero la mente la hace compleja. El pasatiempo favorito del ego es el auto-sabotaje, que consiste en auto-engañarse y aferrarse a falsas creencias para vivir paralizado. Pero nuestro espíritu es libre y ha nacido para viajar, no para recorrer largas distancias, en ocasiones un solo paso define una vida, con tal de darlo tras romper las ataduras. Desde el otro lado los espíritus nos protegen y envían señales para afianzar nuestra seguridad al avanzar, para que nuestra brújula no deje de apuntar hacia el norte. Tuyo es el poder y la fuerza para salir de tu encierro, la llave de la puerta está en tu mano. En eso consiste la libertad, en elegir avanzar o no. El miedo a usarla con dignidad sucumbe cuando tienes el convencimiento de que aún al borde del abismo hay una mano que te soporta, la mano del Creador. Aprovecha tu reencarnación, LA VIDA ES UN VIAJE INICIÁTICO EN POS DEL DESARROLLO DE LA CONCIENCIA. 

El Águila: El poder de la justicia 
Es mensajero y guía en la elevación del espíritu, el vuelo hacia el Padre. Con su visión de la Verdad, es el ave del conocimiento supremo. Invita a la iluminación, a situarnos en una posición más elevada donde seamos capaces de discernir entre esta realidad parcial a trascender y la verdad visible que contiene, lo invisible que revela. El desarrollo de los potenciales de una mente centrada, lleva a la manifestación de la inteligencia espiritual, aquella que aúna mente-corazón-espíritu en perfecta armonía. El Hermano Águila ostenta el poder de una justicia basada en el equilibrio, en un orden que está por encima de la jerarquía impuesta en este sueño. La falta de fe es el inicio de la decadencia de la humanidad. Las interpretaciones, las religiones cuando olvidan su esencia, la contaminación de la civilización donde se bombardea al dormido para que no despierte, todo esto y más ha nublado a una gran masa que vive absorta en un campo de amapolas para que permanezca en el olvido. Una vez volvemos a sentir reverencia y gratitud hacia la Naturaleza, hacia nuestros antepasados, hacia nuestros Niños, hacia la belleza que nos rodea… la confianza en uno mismo, en el verdadero ser, se hace cada vez más fuerte. En la vía espiritual, nos invita a cumplir este lema del ejército: servir con orgullo, luchar con valor y vencer con honor; yo lo aplico a mi propia senda personal, permitiendo que sea Su Voluntad a través de mí, manteniéndome atenta y avanzando hacia el centro de mi corazón. ES LA FE LA QUE NOS MUEVE. 

El León: La fuerza del Corazón 
Cuando desfila el ejército es uno al mismo paso, con el ritmo marcado por el tambor, el instrumento musical que reproduce el latido del corazón y sintoniza nuestro latido con el de la Madre Tierra. Como en Crónicas de Narnia: “Cuando Aslan los colmillos muestre, el invierno hallará la muerte. Cuando agite la melena, volverá la primavera”. Como el mito griego de Perséfone, la inocencia perdida, que en primavera regresa junto a su madre, Deméter, para permanecer a su lado durante las estaciones de más luz. En la unión con las fuerzas de la Madre Naturaleza y demostrar la nobleza del corazón, se manifiesta el sentido de la vida, que es el amor. Es el legítimo soberano, el corazón, en el centro de cada uno y que nos dirige al centro de Todo, a la unión. Es hora de recuperar ese vínculo, como nos enseña el Hermano León. Líder sabio, que nos descubre el circular ciclo de la vida, representa el fuego del sol, alrededor del que gira la tierra en su constante creación y regeneración de vida, donde la luz prevalece ante la oscuridad porque incluso la noche está iluminada por un manto de estrellas. Venimos de una luz potente, somos hijos del sol y de su compañera la luna, nacidos del vientre de la Madre Tierra, somos el fuego que corre por los ríos de nuestras venas impulsado por la fuerza de ese músculo sagrado en este cuerpo humano sagrado, donde habita el alma y donde se encuentra el Ojo del Corazón. SOMOS LUZ Y ANTE ESO, SE RINDE LA OSCURIDAD. SEAMOS CONSCIENTES DE ELLO. 

El Lobo: Guía hacia la Verdad 
La magia que esconde lo visible se debe a lo invisible que representa. El Hermano Lobo conoce los lenguajes secretos, escucha y se comunica con la Familia Planetaria: con el sonido del viento, con los abuelos Árboles, con la sabiduría de las montañas, con la danza de las aguas, con la hermosura de las Flores, venerando cada guijarro del camino. Domina el arte del silencio que le permite discernir por completo aquello que sea más conveniente en sus pensamientos y acciones. La maestría consiste en ser guía exento por completo de pretensión de que le sigan a uno, en desapego y respeto absoluto hacia quienes se le acercan. Cuando se es maestro se es traductor de lo divino, aquello que uno conoce y comparte con los demás para facilitar la senda de los que tienen ojos para ver y oídos para escuchar. Se cuenta con una confianza total, porque el maestro sabe que el alumno contiene todo lo necesario para aprender, solo necesita entregarse al proceso. El maestro es alquimista, favoreciendo la transformación del alumno, mostrándole la verdad en la medida oportuna, según el momento. Es como el jardinero que, siendo uno con las fuerzas de la Madre Naturaleza, sabe cuándo preparar la tierra, cuándo sembrar, cuándo cosechar… Y sobre todo, como afirma magistralmente Lórax (Dr. Seuss), en relación a la semilla de trúfula: “lo que cuenta no es lo que es, sino lo que puede llegar a ser.” Todos traemos un talento especial al mundo y nuestra misión es fomentarlo con amor y ofrecerlo en común-unidad. Lo mejor que puedes llegar a ser está dentro de ti, la felicidad también: Te espera en casa con la puerta abierta y el fuego encendido. LOS OJOS QUE VEN LA VERDAD BUSCAN EN EL CORAZÓN SU HOGAR. 

El Tejón: El mantenimiento de la paz 
Cuando sientes dolor, irradias dolor; cuando te sientes hostil, irradias hostilidad; cuando sientes tranquilidad, irradias paz. Nuestra naturaleza es de bondad, donde se siente cómoda el alma es en la vibración adecuada, aquella que le acerca al silencio y a la quietud, el estado que los indios denominaban Tiyohew. El Guerrero es un pacificador, prefiere resolver siempre antes de llegar al conflicto, al enfrentamiento. Solo si es necesario entra en combate, porque sabe qué consecuencias genera, es consecuente con sus actos. Él presiente que actúa de manera correcta, conforme a su ética imbatible, y está en paz consigo mismo y con el Universo que le rodea. La confusión del exterior no es capaz de abatirle. El Hermano Tejón realiza movimientos lentos y serenos, es pacífico, salvo que se sienta acorralado, entonces arremete con toda la fiereza de la que es capaz. Nos recuerda que cuando fluyes, tras percibir y entender los dictados de tu corazón, sólo la quietud es posible. Si te sientes agradecido, irradias gratitud; si te sientes uno con el Uno, irradias humildad y tu vida se transforma: pedid y se os dará. LA ACTITUD QUE TOMAS DETERMINA TU VIDA. 

La Rana: La transformación y re-conexión con uno mismo 
El autoconocimiento es una labor espléndida. Impide que te aburras, porque precisa de concentración, de atención. Te mantiene en forma, porque la limpieza hacia la purificación es un primer paso y hay tanta contaminación que limpiar, tanta experiencia pasada que comprender, tantas emociones que identificar para transmutar… Impulsado inevitablemente hacia delante, porque no hay marcha atrás, solo lo detiene el hecho de pararse uno mismo, de distraerse o de posponer lo que de todos modos es necesario y antes o después habrá que elaborar: esto es personal e intransferible, nadie nos puede hacer la tarea ni nosotros podemos hacer la de los demás (atentos a esto, creer lo contrario nos hace perder mucha energía). La Hermana Rana sabe que la purificación se completa una vez desnudo el ego por completo, donde la luz cada vez se hace más visible y da paso a la iluminación personal, para completar la metamorfosis con la re-conexión, vivir desde el centro del propio ser: La batalla del Guerrero espiritual para trascender su ego, culmina con la unión. El lema Olímpico: "Citius, altius, fortius" (más rápido, más alto, más fuerte) y todas las virtudes del espíritu deportivo son reflejo de ese anhelo de la humanidad por llegar a ser la expresión de la naturaleza más pura de nuestra condición. El ser humano es una criatura evolutiva intermedia entre la era de la dualidad y la era del despertar en unidad. La separación no tiene cabida en la persona que se elabora a sí misma y pone su intención en estar centrado. Todo lo que de esa actitud se deriva es una aportación para la evolución de la humanidad en conjunto, para un mundo mejor. UNA VEZ RECUPERADA LA CONEXIÓN CON LA FUENTE SUPREMA, SE COMIENZA DE VERAS A VIVIR. 

Estamos llamados a desarrollar la valentía de un Guerrero, el amor de un Sanador, la intuición de un Vidente y la sabiduría de un Maestro. Conforme a las Cuatro Sendas del Chamán (descritas magistralmente por Ángeles Arrien y más autores transpersonales): EL GUERRERO pone orden en el caos. La batalla, por encima de todo, es interior; vencer nos lleva a ser en verdad quienes somos y estar en realidad donde estamos. EL SANADOR cura las heridas sangrantes tras el conflicto, el corazón ha de sanarse antes de abrirse en todo su esplendor. Ha atravesado la oscura noche del alma, consciente de que no está solo. EL VIDENTE mira a través del Ojo del Corazón. Identifica lo que hay más allá de lo que se ve, goza contemplando cada manifestación de lo invisible en lo visible. EL MAESTRO se conoce a si mismo, sabe de dónde viene, a donde va y cuál es su Camino. Se comunica con las demás almas, se aúna con Todo.
Son etapas que se superponen a lo largo de esta experiencia que llamamos vida y se complementan entre sí, no es una sucesión rígida de roles, va más allá de los arquetipos psicológicos, hablamos de conciencia espiritual. Yo siempre he sido Sanadora, además de por haber sido mujer y enfermera, gracias a mi contacto con los Hermanos Animales y con los Hermanos Vegetales desde mi infancia, auténticos Sanadores y Maestros. También Vidente, con un elevado poder intuitivo y una sensibilidad que ellos me ayudan a conocer y a emplear en mi vida cotidiana, a través de la lectura de sus mensajes espirituales. Además Maestra, con el precioso don de la palabra para poner en común-unidad todo lo que voy entendiendo a sabiendas de que a muchos servirá de impulso en su camino. Cuando trabajé como profesora entendí la capacidad sanadora y determinante de la palabra. Ahora, pionera en un tema familiar para la cultura chamánica pero no para el hombre blanco: el vínculo con los Animales del Alma. Y no hace tanto que he sido consciente de veras de que soy Guerrera: Una vez liberada de lastre educacional, de la influencia de tanta gente descentrada que nos rodea, llena de compasión hacia el dormido y abierta a crecer en mi Camino bien definido, sin dudar de mí ni un instante, acompañada y guiada siempre. Busca dentro de ti, identifica y elabora tu Senda, hermano. Es hora de caminar para todos. 
Autora: Mª Pilar Zamarra San Joaquín
Artículo publicado en Universo Holístico nº 52

sábado, 29 de marzo de 2014

LUZ, ESENCIAS FLORALES Y ANIMALES

Puesto que el principal ejercicio para el despertar de la Conciencia es el de Recordar (Respiración Consciente -> Escuchar el Propio Latido en Conexión con el de la Madre Tierra -> Pertenencia / Quietud / Centramiento -> Apertura de los Canales Intuitivos -> Recordar), voy a recordar las Virtudes que nos ofrecen las 38 esencias florales del sistema de Dr. Edward Bach y su contribución al cuidado de los Hermanos Animales, que nos invita a individualizar la terapia.

Porque esa es la visión del Dr. Bach y la base espiritual de esta bendición de terapia:
“A través de su alta vibración, determinadas Flores, Arbustos y Árboles silvestres de un orden superior, tienen el poder de aumentar nuestras vibraciones humanas y abrir nuestros canales a los mensajes de nuestro Ser espiritual, inundar nuestra personalidad con las VIRTUDES que necesitamos y de este modo purgar los defectos de carácter que causan nuestros males; igual que la música hermosa u otras cosas grandiosas e inspiradoras son capaces de elevar nuestra personalidad y de acercarnos a nuestra alma. Y al hacerlo, nos brindan paz y nos liberan de nuestros padecimientos. No curan atacando directamente la enfermedad, sino inundando nuestro cuerpo con las bellas vibraciones de nuestro Ser superior (*), ante cuya presencia la enfermedad se derrite como la nieve delante del Sol. No hay una auténtica curación sin un cambio en la orientación de vida, con paz en el alma y la sensación interior de felicidad.” (*) Ser superior o Alma en el sentido de Carl G. Jung = nuestro núcleo esencial divino, nuestra conexión con el Cosmos.

Cuando nos planteamos incorporar la Terapia Floral al cuidado de los Hermanos Animales (y de los Hermanos Vegetales), lo conveniente para encontrar la combinación adecuada de esencias es SER INTUITIVOS para comprender, desde el Vínculo que tenemos con ellos, qué necesidades tiene la criatura, ese ser único e irrepetible.

A mí no me interesa tanto su especie, su edad, su sexo, y no digamos la “enfermedad” que le hayan diagnosticado o el “problema de comportamiento” con el que le hayan catalogado, los “San Benito” que le hayan colocado. Me interesa comprobar cómo está su energía, qué Luz necesita, qué Virtud le ayudará a sanar, a recuperar/recordar su armonía primigenia. Por eso insisto en estas Virtudes, que muchos formadores y terapeutas florales obvian. Y porque son las que nos llevan a encontrarnos en un punto del camino donde todos avanzamos desde el Amor: Animal, familia y terapeuta.

Veamos una relación de cada Flor con su Virtud y después ofrezco varias reflexiones.



GRUPO
NOMBRE DE LAS 38 FLORES DE BACH
(INGLES / ESPAÑOL)
VIRTUD
I - TEMOR
ASPEN (ALAMO TEMBLON)
Seguridad
CHERRY PLUM (CERASIFERA)
Equilibrio interior
MIMULUS (MIMULO)
Valor
RED CHESTNUT (CASTAÑO ROJO)
Distensión
ROCK ROSE (HELIANTEMO)
Calma
II - INCERTIDUMBRE
CERATO (CERATOSTIGMA)
Sabiduría interior, intuición
GENTIAN (GENCIANA)
Optimismo
GORSE (AULAGA)
Esperanza
HORNBEAM (CARPE)
Vitalidad
SCLERANTHUS (ESCLERANTO)
Firmeza
WILD OAT (AVENA SILVESTRE)
Claridad
III - FALTA DE INTERÉS
CHESTNUT BUD (BROTE DE CASTAÑO)
Capacidad de aprendizaje
CLEMATIS (CLEMATIDE)
Conciencia de la realidad, reconexión
HONEYSUCLKE (MADRESELVA)
Conciencia del presente
MUSTARD (MOSTAZA)
Ánimo, luz
OLIVE (OLIVO)
Regeneración
WHITE CHESTNUT (CASTAÑO BLANCO)
Tranquilidad mental
WILD ROSE (ROSA SILVESTRE)
Motivación
IV - SOLEDAD
HEATHER (BREZO)
Comprensión
IMPATIENS (IMPACIENCIA)
Paciencia
WATER VIOLET (VIOLETA DE AGUA)
Comunicación, compartir
V - HIPERSENSIBILIDAD
A INFLUENCIAS EXTERNAS
AGRIMONY (AGRIMONIA)
Apertura sincera
CENTAURY (CENTÁUREA)
Afirmación de la propia voluntad
HOLLY (ACEBO)
Abre el corazón, capacidad de amar
WALNUT (NOGAL)
Adaptación y ayuda para avanzar en las etapas de la vida
VI - DESESPERANZA
CRAB APPLE (MANZANO SILVESTRE)
Purificación
ELM (OLMO)
Aceptación de límites
LARCH (ALERCE)
Confianza en sí mismo
OAK (ROBLE)
Fuerza flexible
PINE (PINO)
Liberación
STAR OF BETHLEHEM (ESTRELLA DE BELÉN)
Consuelo
SWEET CHESTNUT (CASTAÑO DULCE)
Fe
WILLOW (SAUCE)
Paz interior, perdón
VII - EXCESIVA PREOCUPACIÓN POR EL BIENESTAR AJENO
BEECH (HAYA)
Tolerancia
CHICORY (ACHICORIA)
Amor incondicional
ROCK WATER (AGUA DE ROCA)
Flexibilidad
VERVAIN (VERBENA)
Moderación
VINE (VID)
Respeto

Tras leerlo, alguien pensará: ¿un Animal puede necesitar “afirmación de la propia voluntad”, “aceptación de límites”, “confianza en sí mismo”, etc.? Pues sí.

Si eres terapeuta floral y te preguntas eso, resulta preocupante: Repasa los escritos originales del Dr. Edward Bach sobre la Ley del Alma.
SI tienes a Animales de otra especie conviviendo contigo, o te dedicas profesionalmente a ayudarles, es decir, tienes un contacto diario con ellos, y te preguntas algo como eso, resulta preocupante: Escúchales.
No hablo de hacer antropomorfismo (atribuirles cualidades humanas, por cierto, los etólogos lo evitan como si se tratase de un pecado capital), hablo de dejar a un lado los prejuicios sobre por qué actúan como lo hacen, ideas preconcebidas que muchas veces vienen del ámbito científico… y acercarse a ellos con el Corazón Abierto, dispuesto a valorar qué nos ofrecen, qué nos quieren dar a entender, dispuesto a atender a esa alma, es decir, a ese individuo único independientemente de su especie, y ver el mundo desde su perspectiva, con todo lo que nos aporta, con la falta que nos hace, puesto que Ellos son Conciencia.

Por eso me alejo de los manuales donde se asocia el empleo de algunos remedios florales a determinados estados como si fueran verdades inmutables y estándar: “A siempre para B pero nunca para C”. Puedes tener a un Animal con alteraciones por ejemplo en los hábitos alimentarios, pongamos por caso al Perro que come con actitud de ansiedad, engullendo sin masticar y acaba con dolor abdominal y diarrea, no achacables a otros factores (infección, inflamación, etc. o pienso inadecuado, etc.) y que tampoco mejora pese a las pautas educativas habituales (para Animal y familia).

Uno puede administrar una Flor, o la combinación de varias, según los manuales. Y el Perro seguir igual. Entonces se hace terapia conjunta con su entorno familiar, todos a tomar las Flores. Y siguen igual. Hasta que a alguien “se le enciende la lucecita” y recuerda que de pequeño el Perro vivió tal o cual situación, etc. Y resulta que la Flor que necesitaba era la que más costaba relacionar con sus síntomas. El bloqueo provenía de una emoción atrapada que costaba ver.

Con los test de radiestesia, péndulo, etc., se acorta el camino, pero en ocasiones tampoco es lo ideal, porque se trata de aprender conscientemente del proceso, no de tomar atajos con los ojos cerrados en pos de la velocidad, entre otras cosas, porque si algo no sana de raíz, volverá. Es conveniente sacar a la luz las cosas, darse cuenta.

Siempre me empeño en uno de los objetivos del Dr. Bach: que las personas aprendan a usar las esencias ellos mismos, en el hogar. Porque en el caso de los niños y de los Animales, ellos podrían seleccionar las esencias que necesitan si dispusieran de libertad para hacerlo (los bebés humanos y niños hasta ocho años, tal como describe Mechthild Scheffer en su obra Terapia Original de las Flores de Bach, son capaces ellos mismos de hacer una elección espontánea de las esencias que precisan colocando varios frascos a su alcance, con un acierto casi del 93%, gracias a su estado Alfa de conexión).

Ahora bien, ¿quiénes mejor para encontrar la combinación adecuada de esencias florales que su familia humana? El problema no es que la gente no esté formada en Terapia Floral, sino que andan dormidos, además de un largo camino interior pendiente de recorrer. Y que no les han animado a comunicarse intuitivamente, ni con los Niños ni con los Animales. Pues yo si animo a todos a hacerlo, es maravilloso.

Cuando trabajaba con niños escuchaba las impresiones de sus madres respecto a su salud y su desarrollo, y su evolución como personitas. Con los Animales escucho a sus compañeros humanos, ellos los conocen mejor que nadie, me refiero a nivel profundo. Y hay ocasiones en que nuestro papel como terapeutas solo consiste en hacer confiar a la gente en su capacidad intuitiva, en ayudarles a no dudar de si mismos, a perder el miedo, valorando su esfuerzo de entrega diaria a su cuidado. Conozco terapeutas que se pasan la vida juzgando a los cuidadores, y a todo lo que se mueve, necesitan terapia…

Tras tantos casos tratados sigo sin tener “ni idea”, me refiero a que me sorprenden cada día, tanto las esencias florales como los demás Animales. Y no digamos los efectos que se producen entre ambos. Es tan gratificante que no puedo expresarlo con palabras. Es unir la Luz a la Luz y permitir que te deslumbren y te llenen y te impulsen a seguir adelante. 

© Mª Pilar Zamarra San Joaquín

viernes, 28 de marzo de 2014

HERMANOS ANIMALES Y VEGETALES: SANADORES Y MAESTROS

En este artículo comparto cómo descubrí que los Hermanos son Sanadores y Maestros que nos regalan su Presencia y su Luz, sencillamente lo recordé.
Circulan por este mundo tantos medios para el despertar de la conciencia como seres dormidos que los necesitan. Todo nos dice lo mismo, solo que a la intuición de cada uno le llega mejor lo más afín.

Sin alimentar la curiosidad con detalles biográficos sino por necesidad para favorecer el Entendimiento, relato en breve cómo varias vertientes me han conducido a ver que tan solo eran aspectos de lo mismo: 1) Las terapias asistidas por Animales basadas en el VÍNCULO con la Naturaleza. 2) Las terapias que nos facilitan los Vegetales y en concreto la Terapia Floral por cierto aplicada a los Animales, fomentando el trato ético hacia todas las formas de vida. 3) La Sabiduría Perenne sobre la Rueda de la Medicina en el Camino de retorno, y la apertura del Ojo del Corazón gracias a la Medicina y los mensajes espirituales de los Hermanos, que nos llegan a través de su simbolismo sagrado para que nos recordemos (los Animales del Alma en la Consciencia Transpersonal). 4) El día a día con la respiración consciente y el silencio, dejando expresar al ser que soy. Una síntesis natural que me ha permitido expandir mi conciencia, en mi afán por unificar.

El Reencuentro
En el templo de Delfos queda claro “conócete a ti mismo”. Pero el caminante puede preguntar ¿cómo?, es decir, por dónde empiezo el proceso, qué dirección tomo, etc. La tarea se presenta vasta y surge el temor a adentrarse “precisa-mente” en un ámbito desconocido. Miedo a errar, cuando ese es otro motor que impulsa, miedo a sufrir del ego-mente, que todo lo analiza y separa… Pocos guías auténticos en medio de esa suma de confusiones, luces tenues que apuntan a aquello que en cada momento puedes abarcar conforme a tu capacidad de asimilar desde fuera hacia dentro y viceversa. A mí, el cómo, y es lo que comparto, me lo enseñan los Hermanos Animales y los Hermanos Vegetales.

Pero volviendo a la energía que somos (somos energía, inteligencia y amor) y a la energía con la que interactuamos: tendemos a creer que desde fuera vendrán a salvarnos. Pues no. El camino es personal e intransferible (y todos son válidos) y tan solo es cierto que se realiza junto a muchos otros, que conforman encuentros diversos a lo largo del viaje, iniciático, por supuesto. Puedes leer la Ilíada, puedes jugar al juego de la Oca, puedes ser principito en el reino de Oz o en el país de las maravillas… Hay opciones y modelos que en este siglo en el que estamos, nos ayudan a comprender de un modo más sencillo… y la sencillez es la principal maestra. Yo me quedo con varias canciones y con películas de Disney y del Gran Jim Henson (esta realidad parcial que vivimos cada vez me recuerda más sus series de personajes variopintos).

Hay dos películas con genial maestría en este sentido que relatan el Camino interior: La versión del Cuento de Navidad de los Teleñecos (con la brillante interpretación de Michael Caine y su gesto que cambia de la sombra a la luz), donde la letra en especial de dos canciones contiene toda la sabiduría del Corazón (“se siente la Navidad” y “danos tu bendición”). Y el filme francés el Jaguar (le Jaguar), que trata con reverencia al chamanismo y contiene la estructura del cuento clásico en sus personajes y trama (el príncipe que “salva a la doncella”, salvándose a sí mismo) y además una fotografía de la selva amazónica y una música realmente inspiradora (estremecedor tema central en su banda sonora a cargo de Vladimir Cosma), donde los Animales que van apareciendo indican con acierto el proceso al que el protagonista se enfrenta. En ambas, el pasado, el presente y el futuro ofrecen una visión del conjunto, y como el Apolo que saludo a menudo en el Paisaje que me rodea, señalan al problema y miran hacia la solución.

Pongo este ejemplo: cuando tienes un puzle de unas 100 piezas, te asombra pensar al verlas por separado que puedan revelar el dibujo de la tapadera de la caja ¿verdad? Todas amontonadas, diminutas, algunas tan parecidas y otras que ni imaginas dónde encajarán. Entonces nos vamos a lo que nos parece más lógico, tomamos las esquinas y los bordes y vamos colocando piezas desde fuera hacia dentro. Hasta terminar llegando al centro. Y en efecto, todo encajaba. Pues eso mismo sucede en la vida. Vamos de fuera a dentro.

Una vez olvidada la inocencia, crecemos en torno a sentimientos y creencias que provienen de muchos sitios, con momentos felices y otros amargos que se amontonan como las piezas de un puzle, sin saber a veces qué sentido tenía pasar por ello. Inmersos en relaciones con seres maravillosos y otros sombríos, en la familia, el colegio, el trabajo, la pareja… espejos, es importante verlos como espejos. Imágenes de aquello que valoro y que comparto o de aquello que no quiero ser. Y que para cada uno sea lo más conveniente. Los demás para ellos mismos, nos ocupa el Yo.

Todo es una siembra, cada cual cosechará según cuide su terreno y su labor, siempre con derecho a enmendarse. Citaré algunas frecuencias que se repiten en cualquier escenario y se identifican con facilidad, aspectos de la sombra de la condición humana, retratos que se entremezclan independientemente de tipos de personalidad psicológicos (se quedan cortos para comprender o solo sirven para etiquetar sin dar soluciones) o etapas en la vida donde estos escalones puedan ser más tolerables por su utilidad para el aprendizaje. Para todos hay una luz inspirada por nuestros Hermanos, aportando la Medicina sanadora ante ese tipo de revelaciones:
- Medicina de Caballo (la fuerza de la libertad), necesaria para quienes pasan su vida dejándola en manos de otros. Por ejemplo con la actitud derrotista de víctima, sin comprender por qué se repiten ciertos patrones en su biografía. Inmersos en falsas creencias y sin permitir que nadie se las desbarate. Aferrados hasta la superstición a su fe desconexa, esperando que sus peticiones sean atendidas mientras no ven que permanecen estáticos.
- Medicina de Cocodrilo (entender la voracidad del ego), necesaria para vivir desde el Centro y desde la Voluntad. Son aquellos que usan la insatisfacción por bandera, cegados por lo banal sin valorar ni agradecer lo que tienen y a lo peor arrasando, como en el dicho “comiéndose lo mejor y ensuciándose en lo más limpio”.
- Medicina de Castor (ser el constructor de la vida que a cada uno le pertenece y corresponde), necesaria para dejar a los demás elaborar su senda mostrando tan solo con sencillez el ejemplo de la propia convenientemente atendida. Los charlatanes que cuentan con la costumbre de opinar sin haber actuado nunca, sin haber estado en línea de fuego (los hay a mansalva en las redes sociales). Suelen ser controladores, dominantes frustrados enmascarados en dulzor, repartiendo salvas de consejos que ni se aplican ni interesan porque nadie se los pidió, mientras abandonan así el campo que les compete y asusta, su Yo.
- Medicina de Águila (el vuelo más alto del Espíritu), necesaria para actuar desde la honestidad. Algunos mientras aleccionan a otros con su “sabiduría copiada de alguna parte”, alardean así su paradójico desconocimiento en lo profundo. Suelen ser quienes se vanaglorian de no juzgar y de ser sutiles (delicados cual estropajo son), que así se justifican cuando juzgan, acto que hacen constantemente por detrás, sin reconocerlo y en especial sin reconocerse ellos mismos en sus juicios hacia otros, donde lo único que les interesa es quedar por encima como el aceite.

Hablar es gratis, escuchar cuesta bastante y ocuparse con entrega a aquello que solo a cada uno compete, resulta poco frecuente. A su manera dejan pasar la vida, son espejos, insisto y todos nos hemos comportado así en la etapa dormida, hasta que rompes la barricada del miedo gracias al Amor. Viven en el mundanal ruido. Sencillamente conviene verlos, visualizar la Luz y alejarse de ellos.

Textualmente cito a Fray Luis de León: ¡Qué descansada vida / la del que huye el mundanal ruido / y sigue la escondida / senda por donde han ido / los pocos sabios que en el mundo han sido!
Entonces te tachan de ermitaño, hasta de cobarde. Pocos entienden en qué consiste la valentía. La valentía cosiste en verse y saber qué se es. El eremita es un guerrero, un sabio, también un maestro. Y como dice un buen Maese que conozco, el Guerrero no entiende de bendiciones ni de maldiciones, solo de desafíos, que no son buenos ni malos, solo están para vencerlos. Y eso es con uno mismo. Lo demás son espejos de humo, como bien sabían en los pueblos nativos. En el fondo son regalos para ir “in crescendo”.

Vivenciar más que vivir
Un día, tras ir preparando el terreno para la siembra, decides ponerte manos a la obra y ver cómo encajan las piezas del puzle. Comienzas a vivenciar, es decir, a vivir con los ojos abiertos.

En mi puzle predominan los Animales y las Plantas. Recuerdos donde, desde siempre, me he entendido con Ellos a las mil maravillas, no así con los Animales humanos…, como le ocurre a una amplia mayoría.

Durante dos décadas fui enfermera comunitaria y de esa etapa tengo muchas piezas de mi puzle bien consolidadas. Tras haber presenciado nacimientos y fallecimientos, tras aprender a cuidar de una manera científica y a la vez humanizada, reconozco que en realidad mi profesión siempre fue la de estudiante. Mi afán por aliviar el sufrimiento me llevó a formarme en cuidados paliativos y bioética en un país donde se muere con iatrogenia y con dolor, a trabajar en pediatría junto a almas puras donde disfruté como una Niña (“la horma de mi zapato” me decían), a ser educadora sanitaria entusiasta para motivar a mis pacientes como ahora se hace en el “coaching” (lo que he disfrutado...) En los 90 era una astronauta en la corte del Rey Arturo: Estudiaba psicología transpersonal, era docente a la vez que asistencial y publicaba sobre enfermería holística ¡en España! Un ánimo en buscar el punto de encuentro, lo común a Todo.

Crecí en un entorno privilegiado, en especial en los 70 y 80, Aranjuez, rodeada de Naturaleza, y en un hogar donde lo normal era cuidar a diversas criaturas y auxiliar a Animales en apuros. Y puesto que los Hermanos han estado presentes desde mi infancia, también siendo mis enfermeros en lo más vital, investigué sobre terapias asistidas por Animales animada por uno de mis principales Maestros, puedo decir que coautor de mi libro, que ya cruzó el Arco Iris.
Es evidente que hay mucho más de lo que la ciencia hasta ahora podía explicar. Sabemos de casos de Animales que han recorrido tremendas distancias para reunirse con su familia humana, de otros que no se separan de la puerta del hospital donde ingresó su amigo humano y nunca más salió de allí, de la tumba donde poco a poco ellos también fallecen. Hay Animales que desde el punto de vista de la etología están “instintivamente condicionados” a ser depredador y presa y sin embargo encontramos casos de estas especies que se adoptan entre sí. Criaturas capaces de pedir auxilio para otros, de morir de pena, de agradecernos nuestros cuidados.

Y lo más curioso: estas experiencias ocurren en todo el mundo, independientemente de la cultura y al margen del espacio-tiempo, ahora sabemos de ellas pero han ocurrido siempre. Sabiéndolo ver, valoraríamos más dos temas importantes: la consciencia grupal por una parte y la individualidad de cada ser para admitir de una vez por todas que hablamos de almas concretas, sea cual sea su manifestación física en esta realidad de formas. Por tanto tenía claro desde el principio que las personas que sanaban emocional y físicamente junto a los Animales, lo hacían gracias al Vínculo que establecen con nosotros, mejor dicho, que les permitimos restablecer, puesto que existe desde el inicio de los tiempos. Éramos Uno antes de la caída de la mente y en la actualidad las criaturas puras (también los Bebés y los Niños con discapacidad) son las más cualificadas para recordarnos qué significa amar y ser amado. Gracias por su infinita paciencia.

A finales de los 90, en España empezaban a desarrollarse estas terapias en algunos centros privados, experiencias principalmente con Perros y Caballos, al Gato casi no se le consideraba terapeuta. Me formé en terapias asistidas con Animales y publiqué el primer artículo en castellano en una revista biomédica sobre el tema para darlo a conocer, apuntando con sutileza al origen del poder sanador de los Animales: el Vínculo espiritual que formamos con ellos. Algo que para mí era una certeza porque lo intuí y lo vivencié, tan solo lo mencionaba el Dr. Boris Levinson en sus artículos en inglés, precursor de la psicoterapia infantil asistida pon Animales. El resto de todo lo que estudié entonces y lo que veo en la actualidad tras haber avanzado ya bastante este campo en todo el mundo, no consideraba ese pilar básico.

Aunque hablo de cosas aparentemente distintas, todas se unieron con completa naturalidad en mi puzle. Poder proporcionar a los Hermanos Animales, que han sido mis Sanadores, una Medicina que alivia el sufrimiento como es la Terapia Floral, que me ayudó a emerger y que tanto me ayuda, es una de las cosas por las que estoy más agradecida a la Vida. Todo comenzó tras aplicar a los Animales de casa Rescue Remedy para paliar el estrés de la pirotecnia unas Navidades, y leer a continuación un sencillo artículo de la terapeuta argentina Marcela Alejandra Montes Vázquez que me puso a trabajar al ver cómo cada esencia ayudaba a nuestros Hermanos. La filosofía de esta Terapia sintoniza con mi manera de ver en la actualidad el sentido de lo que se llaman popular-mente enfermedades, que son llamadas al despertar.

Al mismo tiempo, afín a la sencillez y la sabiduría profunda de los Pueblos Nativos, la Rueda de la Medicina me daba todas las respuestas a mis inquietudes espirituales, en el contexto de conexión con la Madre Tierra que me guiaba desde el inicio. Llevarlo a la práctica era tan natural… Fueron llegando hasta mí las enseñanzas de más de un centenar de Animales a través de su Medicina, las virtudes que nos muestran para elaborar en el Camino de la Belleza, para reconectarnos al Gran Espíritu de la Vida, al Creador. La Medicina de los Animales y su simbolismo me llevaron al arquetipo según la concepción de la Sophia Perennis, mucho más amplia que la meramente psicológica. Esa era mi guía, empezaban a sobrarme los esfuerzos, los “tienes que”, los terapeutas descentrados, los talleres de mercaderes, los gurúes autoproclamados y a desmoronarse muchas falsas creencias que hacen que dependas de otros para levantarte. Mis Maestros eran auténticos y humildes al máximo, estuvieron ahí todo el tiempo, por fin les escuchaba.

“Nosotros creemos que el Gran Espíritu ha creado todas las cosas. No sólo la humanidad, sino también los Animales, las Plantas y las Rocas. Todo en la Tierra y entre las Estrellas tiene alma verdadera y toda vida es sagrada. Nuestras oraciones se dirigen al Sol, la Luna y el Viento. Somos capaces de vivir en armonía con toda la Naturaleza. Toda la Naturaleza está dentro de nosotros y nosotros somos parte de la Naturaleza” JEFE NUBE BLANCA

Y se unieron las piezas en Una. Los Animales como Sanadores empezando por mí misma, la Terapia Floral también en ese aspecto y en el de poder aportarles algo a Ellos que tanto me habían dado, la Rueda Medicinal en una fe y en una filosofía de vida universal donde los Animales son Maestros. Y empecé a cosechar lo sembrado dentro de mí, mientras seguir cultivando, en este proceso inconcluso del Peregrino llamado vida.

Quedó atrás una etapa llena de sentido en mi Camino y Jano me proporcionó una mirada que unía mi pasado con mi futuro. La divulgación de la Terapia Floral en Animales se unía a la del trato ético a los Hermanos, pero esto necesitaba que me implicara más en actividades de protección. La oportunidad me la dieron unos Hermanos Gatos rescatados (que me salvaron a mí, siempre es recíproco), que no fueron los primeros huérfanos ni los últimos alimentados a base de biberón y de Nutrición Afectiva, pero si fueron los que me pusieron a colaborar con la protectora local que se gestaba justo entonces, para ser madrina de unos cuantos abandonados más.

San Francisco de Asís me infunde lo necesario, no me refiero a creencias, sino a energías procedentes de la Fuente. Tras haberme remangado desde siempre, para no ser animalista de asiento frente al ordenador, para saber de lo que hablaba, para hablar por Ellos, que me rodean siempre mientras escribo, y por tantos otros que pueblan mi corazón porque físicamente ya no están aquí abajo, el puzle se acercaba cada vez más al Centro. Es el Vínculo espiritual entre todas las formas de vida, en mi caso entendido como fruto de una vivencia relatada apenas por encima.

Son por tanto todas las circunstancias de la vida las que nos llevan hasta donde nos encontremos ahora. Son las elecciones que hacemos y los anhelos que proyectamos los que dibujan el mapa del camino. Pero sobre todo, son las acciones mediante las que vivimos en lo cotidiano las que nos traen lo siguiente para que sigamos adelante. Y en ese seguir adelante somos afortunados al contar con la Presencia y la Luz de nuestros Hermanos Vegetales y de nuestros Hermanos Animales del Alma, Sanadores y Maestros.

Si quieres crecer mira la hierba. Obsérvala y haz como ella. Crecerás. Son modelos que a nuestro modelo (nuestra realidad arquetípica) le ayudan a recordar. Pero si vas de gurú en gurú, de curso en curso, de libro en libro, unos serán fertilizantes, pero otros serán herbicidas porque te contaminarán o harán que tus falsas creencias se perpetúen en lugar de desenmascararlas y desarmarlas. En lugar de sustituirlas por la luz necesaria para que tu jardín sea la Luz de tu Corazón.

LA MEDICINA PARA EL ALMA ESTÁ EN LA NATURALEZA
LA MEDICINA DE LA TIERRA ES EL AMOR
© Mª del Pilar Zamarra San Joaquín