"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

"El Corazón es un santuario en cuyo centro se encuentra el Ojo"

Translate

sábado, 26 de febrero de 2011

LA BELLEZA DE LAS BENDICIONES


Bendición Celta de la Soledad
Que reconozcas en tu vida la presencia, el poder y la luz de tu alma.
Que comprendas que nunca estás solo, que el resplandor y la comunión de tu alma te conecta íntimamente con el ritmo del universo.
Que aprendas a respetar tu individualidad y tu particularidad.
Que comprendas que la forma de tu alma es única, que te aguarda un destino especial aquí, que detrás de la fachada de tu vida sucede algo hermoso, bueno y eterno.
Que aprendas a contemplar tu yo con el mismo júbilo, orgullo y felicidad con que Dios te ve en cada momento.

Bendición Celta para la Muerte
Ruego que tengas la bendición del consuelo y la seguridad sobre tu propia muerte.
Que conozcas en tu alma que no debes temer.
Cuando llegue tu tiempo, que recibas todas las bendiciones y protección que necesites.
Que recibas una maravillosa acogida en la casa adonde vas.
No vas a un lugar extraño. Vuelves a la casa que nunca abandonaste.
Que sientas un maravilloso apremio de vivir plenamente tu vida.
Que vivas en comprensión y creatividad y transfigures todo lo negativo dentro de ti y a tu alrededor.
Cuando mueras, que sea después de una larga vida.
Que estés en paz y felicidad y en presencia de quienes verdaderamente te aman.
Que tu partida sea protegida y tu bienvenida asegurada.

De “Anam Cara. El Libro de la Sabiduría Celta”, JOHN O´DONOHUE.

jueves, 17 de febrero de 2011

LA UNIDAD Y LOS ANIMALES DEL ALMA

 
“Nosotros creemos que el Gran Espíritu ha creado todas las cosas. No sólo la humanidad, sino también los Animales, las Plantas y las Rocas. Todo en la Tierra y entre las Estrellas tiene alma verdadera y toda vida es sagrada. Nuestras oraciones se dirigen al Sol, la Luna y el Viento. Somos capaces de vivir en armonía con toda la Naturaleza. Toda la Naturaleza está dentro de nosotros y nosotros somos parte de la Naturaleza.” JEFE NUBE BLANCA.

Para mí, el camino con la Rueda de la Medicina, los Animales del Alma y las Flores de Bach, supone asomarme a una ventana, que a la vez es un espejo, y entender cada vez con más fuerza que no estamos desvalidos. Desde la Unidad entendemos que somos parte y reflejo de un Todo infinitamente superior. La energía del Animal de Alma, Animal de Poder o Tótem, es el vehículo de conexión con la Unidad. Nuestros Hermanos Animales y Vegetales viven integrados en la Naturaleza y al escucharles nos ayudan a los humanos a restablecer nuestro vínculo espiritual con Ella y con Todo. Es el principio de la Sanación, la apertura de la Conciencia y la Conexión, para entender desde la Verdad qué es el Amor.

“Cuando exhortas el Poder de un Animal, estás pidiendo ser envuelto en armonía completa con la fortaleza de la esencia de esa criatura. Adquirir comprensión de estos hermanos y hermanas es un proceso de curación, y debe ser abordado con humildad e intuición. Ciertos aspectos de las lecciones dadas por estas criaturas han sido elegidos para reflejar las lecciones que cada espíritu necesita aprender en el Buen Camino Rojo. Estas son las lecciones de ser humano, de ser vulnerable y de buscar la totalidad con todo lo que existe. Son parte del camino hacia el Poder. El Poder yace en la sabiduría y la comprensión del papel de uno en el Gran Misterio, y en honrar el hecho de que cada cosa viviente es un Maestro.” JAMIE SAMS Y DAVID CARSON.

© Mª del Pilar Zamarra San Joaquín

domingo, 13 de febrero de 2011

SOLO TENGO QUE RESPIRAR

“No hay ningún lugar tranquilo en las ciudades de los hombres blancos. Ningún lugar para escuchar las hojas en primavera o el zumbido de las alas de los insectos... El indio prefiere el suave sonido del viento cabalgando sobre la superficie de un lago y el olor del viento mismo lavado por la lluvia del mediodía o con la fragancia de los pinos. El aire es valioso para el hombre piel roja. Porque todas las cosas comparten la misma respiración. Las bestias, los árboles y el hombre. El hombre blanco parece que no notara el aire que respira.” JEFE INDIO SEATTLE, 1855 (y parece que fue ayer...)
 
Cuántas veces decimos al día esta frase, pronunciando un mandato equivocado: “tengo que hacer esto, hay que ir a…” Solo tengo que respirar, dejar fluir. El resto de las acciones que cometemos en el mejor de los casos son elecciones convenientes: comer, dormir, relacionarnos… Somos fenómenos del mundo, criaturas con capaz de decisión desde la cabeza y desde el corazón, manejando después las consecuencias, los logros y errores en función de nuestras posibilidades. De ese entendimiento surge la compasión. Y después, la entrega a la Voluntad.

Con el discernimiento que proporciona la sabiduría perenne e innata, y la verdad de que la realidad está más allá de lo que vemos, tenemos el poder de encaminar nuestra vida hacia el Centro y generar amor, la naturaleza de nuestra alma. La consciencia emergerá porque su energía es imparable, es luz. Todo está unido, hermosamente tejido. ¿Nuestra labor? Quizá lo primero sea respirar...

Respirar es mucho más que llenarse de aire y mucho más que la base de la Vida. Pero lo hacemos sin “darnos cuenta”, como la propia existencia, no es lo mismo que hacerlo conectando… Respirar con el diafragma, a ritmo natural, escuchando el latido del corazón… “Al principio solo había alma pura y espacio puro. La fuerza de todas las cosas es Wahkan, el alma del espacio, la fuerza creativa y receptora de todas las cosas. De Wahkan nació una implosión, la inspiración, luego una explosión, la espiración. De ahí nació el movimiento del Todo. Este movimiento es la energía activa, conceptiva y planificadora.” PROVERBIO INDIO, HARLEY SWIFT DEER.
© Mª del Pilar Zamarra San Joaquín

sábado, 5 de febrero de 2011

FÉLIX, MENSAJERO, MAESTRO Y PROFETA

 
Los Animales son guías en el Camino de la Vida. He aquí un ejemplo en la biografía de un Maestro. La vida de una de las personas más relevantes en la historia reciente de España es un ejemplo de lo que los pueblos nativos denominaban cumplir con las cuatro sendas del chamán, un camino espiritual en el que la persona desarrolla la valentía de un guerrero, el amor de un sanador, la intuición de un vidente y la sabiduría de un maestro.
A nuestro querido Félix le acompañaron dos Animales del Alma con mucha fuerza y no por casualidad: el Halcón (el Mensajero) y el Lobo (el Maestro) y, como el Lince (el Profeta), nos dejó una clara advertencia sobre el papel del hombre en la Tierra. El Jefe Indio Seattle, el Gran Jefe de los Duwamish, pronunció en 1855 un discurso considerado como el primer manifiesto ecologista de la historia, advirtiendo que “todas las cosas están estrechamente unidas. Lo que le acaece a la Tierra también les acaece a los hijos de la Tierra. Porque nosotros somos una parte de la Tierra, y ella es una parte de nosotros”. Con una profunda sabiduría que ha llegado hasta nosotros, invitaba al hombre blanco a amar la Tierra. Como lo hizo Félix, entusiasta del género humano que viajó a Venezuela para conocer el modo de vida de las tribus y ayudarnos a comprender nuestra posición en el Universo. Por nosotros mismos.
Todo está relacionado, las amenazas que se ciernen sobre una especie nos afectan a todos. Nos pasaron el tutor de conservar y admirar nuestra flora y fauna en su máximo esplendor. De poco sirve sentarse y esperar a que otros resuelvan el problema, somos cada uno desde nuestro interior los que impulsamos el motor del mundo, capaces de reflejar una consciencia cósmica y universal basada en el amor. Aunque nos movamos en el hábitat hostil de las ciudades ruidosas, contaminadas, grises como el cemento, entendemos profundamente la necesidad de sentir latir la vida de una manera más plena. La medicina para el alma está en la Naturaleza, la quietud que necesitamos para mitigar el dolor, la ansiedad, el vacío, la soledad, la desesperanza… producida por la civilización y el materialismo. El entorno natural nos invita a actuar con congruencia y es a la vez estímulo para niños y jóvenes. Un eterno agradecimiento a Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los más destacados comunicadores que hemos conocido, designado a sembrar su obra en los corazones de varias generaciones de caminantes, de forofos de la vida en la Tierra, GAIA, este planeta azul donde nos ha tocado vivir para comprender y demostrar lo que de verdad significa ser humanos.

De Los Animales con Félix Rodríguez de la Fuente. Revista Pelo Pico Pata, nº 52, febrero de 2010 (Ediciones Grupo V) Autora: Mª Pilar Zamarra San Joaquín.